viernes, 12 de febrero de 2016

Reseña: Comer, rezar, amar - Elizabeth Gilbert


Después de un divorcio traumático seguido de un desengaño amoroso y en plena crisis emocional y espiritual, Elizabeth Gilbert decide empezar de nuevo y emprende un largo viaje que la llevará sucesivamente a Italia, la India e Indonesia, tres escalas geográficas que se corresponden con otras tantas etapas de búsqueda interior. Este libro es la bitácora de esa doble travesía, en la que la autora descubrirá el placer sensual de la buena mesa y la buena conversación (la dolce vita romana), la paz interior alcanzada mediante la meditación en Bombay y, por fin, el deseado equilibrio entre cuerpo y espíritu en Bali.







Cuando un libro nos gusta muchísimo es complicado reseñarlo, pero cuando un libro no resulta ser lo que uno esperaba y se genera un dilema en nuestra cabeza porque no logramos encontrar las palabras para explicar a los demás porque no fue así, es igual de complicado.
Por eso para tomar envión e ir encontrando las palabras les contaré un poco mi inicio con esta historia. Como me pasa generalmente, es uno de esos libros que conocí porque primero vi la película. La película que lleva el mismo nombre que el libro, protagonizada por Julia Roberts, es una de esas que me encanta y he visto mas de una vez. Por eso siempre tenía ganas de leer el libro, además que adoro las historias que tratan de viajes, de descubrirse uno mismo, de reflexionar, etc. y por ello empecé a leer esta novel que es una historia autobiográfica. Es decir la propia autora vivió en carne propia todo lo que cuenta. 

Mi interés particular por este tipo de historias de vida, de experiencias personales, de libros que te hacen reflexionar y ver el lado profundo del ser humano, sumado a lo mucho que me gusta la película que me mostró una mezcla de situaciones y personajes que me encantaron, sumado a su vez a la gran cantidad de buenas opiniones que hay sobre el libro, hicieron que empiece a leer este libro con las expectativas muy altas, quizá demasiado altas. Lo cual creo que me jugó en contra. Porque si bien no fue una decepción total, no resulto ser lo que esperaba y aunque me duela decirlo porque en verdad le tenía mucha fe, me desilusionó bastante. 
Por eso me resulta difícil reseñarlo también, porque ¿no les ha pasado que tienen todas las fichas puestas en una novela y están seguro de que les va a gustar pero después resulta que no y no saben que pensar?.

Comer, rezar, amar nos cuenta la historia de Elizabeth Gilbert. Una mujer que de pronto se encuentra en una crisis total de su vida al darse cuenta que no ama a su marido con quien lleva casada varios años y quiere separarse de él. No es feliz, pasa de estar bien al llanto y la tristeza en apenas unos segundos, está decepcionada con la vida que lleva y decide entonces luego de un divorcio muy traumático, tomarse un año para viajar por el mundo, mas precisamente por Italia, India e Indonesia. Cuenta con los recursos para hacer el viaje así que se lanza en esta aventura donde su objetivo es encontrarse a si misma, encontrarse con Dios y alcanzar el equilibrio en su vida, tanto en su cuerpo como en su mente y espíritu. El libro está dividido en tres partes que corresponden a cada uno de los países por los que viaja. En cada uno está 4 meses y se dedica a vivir algo particular. 

Primer parte: Italia
En primer lugar Roma en Italia, donde tal como lo dice el título se dedica al placer de aprender un nuevo idioma y disfrutar de todas las comidas posibles. Esta parte del libro es la mas turística por así decirlo, donde Liz viaja por Roma conociendo lugares, probando los mejores platos y haciendo amigos italianos. 
Básicamente en esta primer parte conocemos bastante de Italia y mas que nada de los Italianos y sus costumbres, pero sobre todo vemos como la protagonista se dedica mas que nada al placer de la comida (digamos que come y... come.), mientras conoce nuevas personas y aprende italiano. Me gustó aprender ciertas palabras en italiano, aunque ya las olvidé, pero resulto divertido practicarlas en voz alta junto con ella. Me dieron muchas ganas de probar la pasta y la pizza italianas sin duda. Pero a la vez al estar recién en el inicio de su viaje, se siente bastante decaída y tienen muchos momentos tristes y depresivos. Así que es una parte donde a medida que vamos conociendo su historia mediante ciertos flashbacks nos encontramos con una protagonista que sufre bastante y se queja bastante de su vida. Se muestra muy nerviosa, insegura, irritable y le cuesta mucho dejarse llevar y disfrutar de lo que está viviendo. Bueno creo que cualquier persona en Italia, aprovecharía a vivir al máximo todo y no a encerrarse en sí mismo y en lo malo de su vida.

Segunda parte: India.
Esta segunda parte es la que mas pesada me resultó y se me hizo bastante larga. Aquí Elizabeth se dedica a alimentar su espíritu y encontrarse con Dios. Se interna en un Ashram, un centro de meditación en la India, donde se dedican a rezar, encontrarse consigo mismos y meditar, meditar mucho. Me resultó interesante conocer un poco de otras religiones y algunos principios del Yoga y la meditación sin duda. Sin embargo esta parte, es una donde la autora reflexiona demasiado quizá y en mi caso no pude conectar con ella y su espiritualidad, por momentos sentí que su encuentro con Dios o lo divino era muy repentino (y fácil?) y no me transmitía esa energía o paz que ella siente.
Tengo que aclarar que no fue el tema de Dios y la espiritualidad lo que me molestó o aburrió porque de hecho he leído otros libros que hablan de esto y los he disfrutado mucho, sino que mi problema fue con el modo en que se cuenta en este libro en particular. Creo que esta podría haber sido la parte mas movilizadora y emotiva de la historia, pero para mi no lo fue. Incluso que ella misma se estresara, se pusiera nerviosa o se enojara (con leves insultos incluso) mientras se supone que debe relajarse o meditar hizo que yo misma me estresara leyéndola. 

Terca parte: Indonesia.
Esta es la parte que mas esperaba. Por un lado porque necesitaba un cambio en la lectura y eso que prometía: amor. Y sin duda es la que mas disfruté. En esta tercera parte se nota un gran cambio en la protagonista, un cambio de aire, de actitud y un mayor optimismo y alegría. Se me hizo mas llevadera que el resto del libro y disfruté sobre todo que no se centrara solo en ella sino que aparecieran otros personajes interesantes como Ketut, un hombre que le enseña a meditar y charla con ella de diferentes cosas, me resultó muy simpático y todo un personaje. También está Wayan, una curandera muy particular que me cayó bien al principio pero luego con algo que sucede no me terminó de convencer y por último pero no menos importante, debo mencionar al que podría decir fue el mejor personaje del libro: Felipe. Creo que su ánimo, su ternura, alegría y chispa junto con su modo de hablar y ver la vida fueron esa "algo" que le faltaba al resto del libro y todo eso que le faltaba a Liz en su vida. Esta tercera y última parte es la menos reflexiva y profunda por así decirlo y quizá por eso la mas fresca y ligera.
Tenía el presentimiento o la esperanza de que el final o al menos las últimas páginas tuvieran unas conclusiones bien interesantes o reflexiones que me dejaran un rato pensando, donde la autora hiciera un balance de ese año de viaje, donde al menos contara que aprendizaje sacó de ello, o lo que sea, pero no. Así de un modo simple y de un segundo a otro terminó, solucionando a mi parecer algunas cosas de un modo medio sencillo, sobre todo habiendo leído todos sus dramas y pensamientos tan profundos me pareció un final escueto y "cortado verde" diría. 

Luego de hablar un poco de cada parte quiero contarles cuál fue mi gran problema con el libro y porque no resultó lo que esperaba aparte de todo lo que dije anteriormente y tiene que ver principalmente con la protagonista y la narración. 

Desde la primer página nos encontramos con la protagonista y su mente al desnudo, porque el libro está narrado en primera persona, por lo cual conocemos todo lo que piensa y siente. Este fue sin duda uno de mis grandes problemas con el libro: la protagonista. Siempre disfruto la narración en primera persona, pero en este caso me pasó que no conecte con ella y su forma de narrar y contar lo que le pasa y sobre todo, sobre todo! lo que pasa por su mente me resulto muy abrumador y bastante pesado. Yo la sentí desde el principio y gran parte del libro, como una persona llena de pensamientos negativos y pesimistas. Entiendo que pasara por una crisis y estuviera muy triste, pero no es eso sino su modo de contarte las cosas y lo que siente, lo que me molesto bastante. Muchas frases me parecían fuera de lugar, otras me hacían dudar de lo que quería decir y en ocasiones había mucha repetición de ciertos pensamientos. Además sentí que gran parte del libro había mucho texto de relleno (páginas que si se saltaban no alteraban la historia), donde te contaba cosas que no venían a cuento, que no sumaban nada a la historia, información de los lugares, la cultura y las costumbres, que podría resultar interesante se tornaba medio aburrido e innecesario. 

Este libro si no me equivoco está catalogado como de autoyuda. A ver, tengo todo un tema con esta forma de nombrar ciertos libros. En mi opinión un libro de autoyuda es aquel que tiene bastante de psicología o análisis del ser humano, que te "ayuda" a entenderte mejor y sacar reflexiones valiosas para tu vida, para sentirte mejor. Las novelas de Paulo Coelho por ejemplo las clasifican de este modo pero no estoy de acuerdo. He leído varias y si, me han hecho reflexionar bastante y me dejaron pensando, pero creo que autoyuda va mas para un libro con título como: "Cómo encontrar el amor", o "Cómo ser mejor persona", etc. No para una novela de ficción que por tratar ciertos temas la ponen como de autoyuda. Dejando eso de lado, yo suponía que si este libro era de autoyuda supuestamente, al leerlo me iba a movilizar, iba a cambiar un poco mi modo de ver ciertas cosas, me iba a hacer simpatizar con esa mujer que hace un gran cambio en su vida, etc.  pero no me movilizó nada ni me hizo pensar. 
Pensé que me iba a encontrar con un libro que me abriera un poco la cabeza, que me hiciera reflexionar e incluso que me diera ganas de viajar por esos lugares que menciona, pero no me pasó casi nada de eso. Y digo casi nada porque hubo momentos que me gustaron, pequeñas reflexiones una o dos en total que las disfruté e incluso las marqué en el libro. Pero fue bastante decepcionante que una experiencia que seguramente para la autora habrá sido enriquecedora y excitante (no tengo duda), haya resultado para mi como lectora aburrida y poco interesante. Creo que haber visto la película me ayudó a adornar en mi mente ciertas escenas mientras leía y hacerlo mas llevadero. A pesar de eso me tomo bastante tiempo leerlo, dejando incluso casi una semana entera sin tocarlo para retomarlo luego de nuevo.

Sin embargo tampoco resultó un libro decepcionante por completo, porque como dije me gustó aprender ciertas cosas de la religión, la comida, el idioma, la cultura de otros países y viajar de cierto modo junto con esta mujer mientras ella trataba de encontrar el equilibrio. Creo que mis expectativas demasiado altas o la película que me gusta mucho y me hizo esperar otra cosa, hicieron que el resultado de mi lectura fuera este. Sin duda en este caso para mi la película es mucho mejor que el libro.
Comer, rezar, amar resultó ser un libro muy diferente a lo que esperaba. Me da pena que fuera así porque le tenia mucha fe y presentía que iba a disfrutarlo. Tenía todo para ser el tipo de historias que me gusta y calan profundo, pero quizá la combinación de una narración algo pesada y cargada con información innecesaria sumado a una protagonista con la que no pude conectar, hicieron que este libro pasara como uno mas y no me dejara la marca que yo esperaba.


Puntaje: 3/5

--------

10 comentarios:

  1. Ya había leído algunas reseñas que no lo ponían muy bien, así que no tenía pensado leerlo. Además, los libros de autoayuda no me interesan demasiado que digamos. Lo que si me gustaría ver es la película, porque todavía no la he visto.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola Celes!
    Tenia muchas ganas de leer tu reseña porque habia visto que el libro no te habia convencido al 100%. Pero antes de entrar en la historia en si tengo que mencionar dos cuestiones:
    Primero. Tengo el mismo problema con los libros que catalogan de autoayuda, encima es un genero muy mal visto. No me gusta que solo porque son reflexivos se catalogen como autoayuda.
    Segundo. Para mi es un karma que si vi primero la peli el libro nunca me gusta tanto, con escasas excepciones. No se si tuvo algo que ver con tu ligera decepción.

    Y ahora si hablando de la historia. Es verdad que en muchas partes se vuelve pesado el exceso de pensamientos y reflexiones pero yo disfrute bastante el libro. Lo que mencionas de que la religion se frustraba y estresaba me resulto divertido porque me hacia pensar que era una persona normal intentando ser mas religiosa y no alguien que nació iluminado jaja.
    El año pasado empece a leer Comprometida que seria la continuacion de este pero no era un buen momento asi que lo deje, despues te cuento que me parecio! Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Celes! Sabía de antemano por tus publicaciones que no era un libro que te había gustado del todo. Yo, al igual que vos y mucha gente, conocía el libro mediante la película (la cual admito no haber visto nunca), y siendo sincera, si yo veo este libro en una estantería y leo su sinopsis, creo que lo compraría (además de ser una gran amante de la comida jajaja).

    Me gusta que la historia se divida según los lugares que visita la protagonista, es una lástima que no te haya gustado, siempre es bueno tener puntos de vista positivos y no tanto.
    Gracias por el aporte, te felicito por la reseña, un beso.
    Mai

    ResponderEliminar
  4. Hola Celes!
    Bueno, yo te conté cuando te lo regalaron y ahora mientras lo leías mi experiencia con el libro. Y veo que nos pasó lo mismo.
    Yo insisto en que la culpa no es nuestra... ni tampoco podemos culpar a la peli, para mí el problema siempre va a ser la mina. No me cae bien, me molestó que fuera tan indecisa y depresiva.
    Ahora no me acuerdo tanto porque leí el libro creo que en el 2012. Pero sé que me pasó de tener muchas ganas de leerlo después de ver la peli y desilusionarme bastante al leerlo.
    Me acuerdo que también me gustaba aprender palabras en italiano cuando lo leí. Mi favorita fue Atravecciamo... creo que se escribe así.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Celeste! Como te prometí, aquí estoy para leer tu reseña :-)
    Sabía lo de que primero habías visto la película porque lo has mencionado en Facebook, en mi caso fue al contrario, yo lo leí primero y la película la vi por primera vez hace unos meses (fui incapaz de hacerlo tras leer el libro por 1º vez porque no me veía capaz de revivir la historia con lo poco que me gustó). A mí la película no me convenció, me entretuvo más que el libro pero se me hizo muy larga.
    Entiendo perfectamente lo de que tu decepción sea mayor por las altas expectativas con las que ibas, incluso sin ver una adaptación, yo he leído libros que pensaba que iban a conseguir emocionarme al 100% y mentalmente les daba un 10/10 antes de empezar y luego eran un desastre.
    Lo de historias humanas también me atraen, pero es que aquí me parecía que la protagonista era demasiado quejica.
    Italia: ajajja ¿te pusiste como yo a recitar los párrafos en italiano a ver como sonaban? :D Coincido contigo en que parecia que no disfrutaba de una experiencia tan buena como estar en Italia y creo que también nos podría haber contado más de los sitios de interés por los que pasó.
    India: ¡¡¡me pasó lo mismo!!! Me estresé enormemente con las meditaciones de la protagonistas, mi "yo" interior estaba gritando pero de rabia suplicándome que acabara con esa parte del libro. Como dices, es interesante conocer un poco de otra religión, pero conocer tan de fondo las meditaciones de alguien es abrumador y algo soporífero.
    Indonesia: lo de Wayan no lo recuerdo con exactitud, hace poco releí este libro para un examen de inglés pero era una versión resumida para estudiantes y solo lo nombra de pasada, lo que sucedía era que ella no utilizaba el dinero para construir la casa ¿no? solo al final cuando la presionaron. A mí también me pareció esta la mejor parte.
    Lo de la negatividad de la protagonista es exasperante, no sé, yo creo que debería valorar más todas las cosas que tenía ¿Acaso cualquiera se puede permitir un viaje como el de ella? ¿le estaban haciendo daño todo el tiempo? No. Vale que se sentía agobiada por lo de su matrimonio, pero no sé, me parece que tenía muchas cosas buenas y solo se fijaba en las malas.
    En todo caso, al menos te quedas con la idea positiva de que te encantó la película :-)
    Muy buena reseña, Celeste, todo muy bien detallado.
    ¡Saludos y buen fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
  6. Hola Celeste! Yo tenía muchas ganas de ver la peli y leer el libro pero creo que en este caso me voy a decidir por la peli por lo que dices hahah, no se, hace tiempo que no estoy de humor para este tipo de libros hahha.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  7. Como Viri me voy a decidir por la película también y dependiendo de ésta me decantaré a leer el libro o no... Muchas gracias por tu sinceridad. ^-^

    ¡SE MUY FELIZ!

    ResponderEliminar
  8. Hola Celes! Creo que es tal cual la película, la misma es lenta en varias partes, principalmente en las que dijiste que la lectura se hacía más pesada, y cambiaba cuando ella se movía de país o hacia otra rutina. No leí el libro pero no creo que lo haga aunque quizás pueda ser una lectura interesante para más adelante.
    Gracias por la reseña!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Cele :)
    Me acabo de dar cuenta de que a pesar de pasar siempre por tu blogs y comentar (hace meses ya) no te seguía! Ya lo remedio.
    Como vos, me encanta la película, siempre que la encuentro me la quedo mirando porque realmente la disfruto mucho. Y siempre estuvo en mis planea leer el libro hasta que una amiga lo leyó y lo amo. Me explico, con esta amiga tenemos gustos ABSOLUTAMENTE opuestos, y si ella lo ama sé que a mi no me va a gustar. Eso me sacó las ganas de leerlo :/ Capaz algún día lo lea, más que nada para sacarme la duda, pero no sé, y menos con lo que contas de la protagonista y el final. Ya veré que hago :P
    Gracias por la reseña Cele, como siempre bien detallada.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Celes!
    Vi la película un par de veces y me encantó, pero siempre tuve miedo de leer el libro porque temía que no me gustase tanto. Ya que no te haya gustado la protagonista y su forma de narrar me tira un poco para abajo, la verdad...
    Un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y comentar!