jueves, 23 de febrero de 2017

Reseña doble: Contra el viento del norte + Cada siete olas - Daniel Glattauer

Reseña bilogía:
Contra el viento del norte - Libro 1
Cada siete olas - Libro 2
Daniel Glattauer


 SIN SPOILERS
En ningúna de las dos reseñas

En esta entrada compartiré la reseña de la bilogía del autor Daniel Glattauer, conformada por los libros Contra el viento del norte y Cada siete olas. Podría, y debería, haber reseñado cada libro por separado pero al ser una bilogía y debido a que el impulso de reseñar a veces me cuesta encontrarlo, decidí reseñar ambos de una sola vez. Sin embargo las opiniones de cada libro estarán bien diferenciadas. Siguen siendo dos reseñas separadas solo que están en la misma entrada. Por ello la extensión de la entrada será larga. 
Ninguna de las dos reseñas contiene spoilers, así que pueden leer tranquilamente.   

 Contra el viento del norte
 Sinopsis
En la vida diaria ¿hay lugar más seguro para los deseos secretos que el mundo virtual? Leo Leike recibe mensajes por error de una desconocida llamada Emmi. Como es educado, le contesta y como él la atrae, ella escribe de nuevo. Así, poco a poco, se entabla un diálogo en el que no hay marcha atrás. Parece solo una cuestión de tiempo que se conozcan en persona, pero la idea los altera tan profundamente que prefieren posponer el encuentro. ¿Sobrevivirían las emociones enviadas, recibidas y guardadas un encuentro «real»?
Como algunos sabrán, amo las historias narradas de maneras diferentes a lo normal, como por ejemplo de manera epistolar, o como en este caso a través de mails. Tenía ganas de leer estos libros hace tiempo, y una vez que tuve los dos empecé a leerlos, y la verdad es que me encantaron.
Contra el viento del norte, nos presenta a Emmi y Leo. Dos personas que se "conocen" por pura casualidad cuando Emmi manda a Leo un mail por error. Nunca se ven a la cara, solo son dos personas detrás de una pantalla que por culpa de un mail fallido comienzan a intercambiar correos electrónicos, y de a poco y sin buscarlo se vuelven casi adictos a ese mail del otro, a esa respuesta, a esas palabras en la pantalla.
Este libro desde la primera página me resultó cautivante y adictivo. Por un lado, el modo en que está narrado, con emails, hace que se lea muy muy rápido; las páginas pasan volando prácticamente. Pero no solo es el tipo de narración sino también cómo está narrado. La escritura de Glattauer. Pero de eso hablaré más adelante.

Contra el viento del norte, es un libro muy intimista; al leerlo se siente como si estuviéramos metiendo la nariz en algo muy privado y personal. Se trata de nada menos que los mails que intercambian un hombre y una mujer. No vamos a tener grandes cambios de escenario, grandes sucesos en cada página, ni situaciones extremas. Vamos a ver el día a día de dos seres humanos, que como cualquiera de nosotros encuentra en este enorme mundo virtual que es Internet, una ventana al exterior. Una simple casualidad o una mera equivocación, lleva a estos personajes a cruzar sus caminos y desde ese momento nosotros como un público atento y expectante, vamos a leer como adictos esos mensajes, esas palabras; ya sean mensajes sumamente inteligentes y llenos de significado, hasta un simple "Hola", un "Hasta pronto", un "beso". Desde las palabras hasta los signos de puntuación, toman en este libro un significado profundo y muy sentido.                                                                                                  Emmi y Leo son dos personajes muy humanos. Creo que quien lea estos libros, de un modo u otro, va a sentir empatía por alguno de los dos si no es por ambos. Glattauer creó dos personajes maravillosos, pero sobre todo defectuosos, y por eso mismo muy humanos y reales. Lo que sentí cuando leí este libro fue similar a lo que me generó Donde termina el arco iris, donde a través de mensajes que se envían los protagonistas, vamos siendo partícipes del paso del tiempo y sobre todo del cambio que se va dando en esos personajes y en lo que sienten el uno por el otro. Y leer eso es muy lindo.

Los personajes...
Hay más personajes que Emmi y Leo pero a fin de cuentas la historia termina siendo sobre ellos, de ellos y para ellos. 
En mi caso, me encantaron ambos protagonistas aunque si tengo que elegir uno, mi favorito fue Leo. De algún modo pude conectar más con él que con Emmi. Adoré a ambos pero me resultó más sencillo ponerme en lugar de Leo que en el de Emmi. Leí este libro en conjunto con una amiga (Anto, del blog Doblando páginas) y ella me dijo que yo sonaba machista al dar los motivos por los que Leo me gustó más, pero luego llegamos a la conclusión de que ella parecía feminista al defender a Emmi jajajaja. (O no Anto?) Fue un debate muy interesante y creo que llegamos a divagar y a enredarnos en teorías, más de lo que lo hacen los propios personajes del libro. (Es que creo que si se analiza en profundidad, esta bilogía da para un BUEN debate, sobre todo para debatir el rol hombre, mujer, machismo, feminismo, etc.)

Emmi. La adoré, me encantó. Me encantó su manera de escribir, de expresarse y sobre todo que sea tan directa y casi nunca tenga pelos en la lengua para decir lo que piensa. Tiene un sentido del humor particular y en ocasiones es tan irónica y tan cruda y concisa para escribir que te hace reír y admirarla a la vez. Es muy genia y tiene cada respuesta para Leo, para cerrarle la boca unas cuantas veces, diciendo la verdad cruda y de una, que te deja anonadado. Pero, hay un pero, Emmi hace ciertas cosas y tiene ciertas actitudes que mmm..... no me terminaron de convencer. Vuelvo a recalcar que uno de los motivos por el que me gustó el libro es que sus personajes son humanos y por lo tanto defectuosos, por ende Emmi tiene defectos al igual que Leo. Eso me pareció perfecto, solo que sentí que algunas maneras de actuar de Emmi la convertían en una mujer algo histérica, enredada e insegura. Aun así, a pesar de eso, también entiendo que la historia entre ella y Leo, y el modo en que el autor la va llevando adelante, no hubiera sido posible de no ser por las personalidades de ambos, con sus particularidades, buenas o malas. 
Leo. Leo me fascinó. Es un chico al que no sabes si pegarle o besarlo. Lo admito, tiene varios defectos, como Emmi o más, quien sabe. Pero creo que esas cosas que tiene este chico y que desquician a la misma Emmi o a cualquier lector, a mi no particularmente, fueron las que me hicieron quererlo más. No sé, es un chico que  por un lado se muestra algo lento, reservado, temeroso y muy indeciso, pero por otro lado tiene una manera de escribir y de expresarse, con palabras tan bonitas a veces y con mails que demuestran que su cabeza no está para nada vacía que... ♥♥ Leo tiene además, momentos de borrachera, donde da rienda suelta a sus dedos tecleando para Emmi lo primero que se le viene a la mente, y es ahí cuando habla sin reparos, cuando dice lo que piensa y esos mails me hicieron sonreír como una boba. Y si, puede parecer de cobarde o como quieran llamarlo, pero a mi me encandiló y confieso sin duda alguna que si Leo Leike me escribiera un mail como los que le escribe a Emmi, no me costaría mucho enamorarme de él, de sus cosas buenas y de las malas también. ¿Por qué me gustó más que Emmi? (¡Y no es porque sea hombre!) Por que me sentí más conectada con él, lo comprendí más, entendí sus temores, sus idas y vueltas, sus palabras, lo entendí mucho. Sentí que su situación, justifica el porque de ciertas actitudes suyas, a diferencia de Emmi.

"Escríbeme, Emmi. Escribir es como besar, pero sin labios. Escribir es como besar con la mente."


La escritura de Glattauer, me enamoró. Como mencioné más arriba, este señor tiene la capacidad de hacer que hasta unos puntos suspensivos o un signo de pregunta por sí solos, te generen algo. Su escritura me pareció maravillosa, muy muy linda. No solo es adictiva, sino que te seduce, te encandila, te atrapa como en una red. Es hermoso como logra introducirte lentamente en la vida de dos seres que acabas de conocer, un hombre y una mujer, tan imperfectos como exquisitos en sus personalidades; y te hace conectar tremendamente con ellos, con lo que se escriben, lo que se cuentan, lo que sienten y todo lo que van viviendo.
Es un libro muy sentido y muy humano. El autor te permite llegar a los personajes y entenderlos, sentir lo que sienten y compartir sus emociones. Es una historia muy cálida, que se siente en el corazón y mientras lees te hace querer saber todo el tiempo que va a pasar en la siguiente página, en cada respuesta a cada mail enviado. Glattauer me hizo reír, emocionarme y disfrutar muchísimo cada palabra del libro. Me hizo encariñarme totalmente con estos dos personajes que inocentemente pasan de una amistad a algo más fuerte y entre medio de todo eso luchan con sus temores y deseos.
El final de este primer libro me pareció muy bueno y además da pie a que quieras correr a leer el segundo libro, cosa que hice. Es un final que te deja con los dientes largos y te hace angustiar y sentir euforia al mismo tiempo.
Contra el viento del norte me enamoró y se convirtió en una de las mejores lecturas en lo que va del año. Creo que es un libro que no puede no gustar. Puede encantarte o solo gustarte, pero que se disfruta al leerlo y te genera algo sea lo que sea, creo que no hay duda.

-------------------

Cada siete olas

 

 (No pondré la sinopsis de este libro ya que contiene pequeños spoilers del final del libro anterior)

Cuando terminé de leer Contra el viento del norte, "ese" final me dejó queriendo leer inmediatamente su continuación, Cada siete olas. Leí algunas reseñas de lectores comentando que el segundo libro podría ser fácilmente prescindible. Veamos, por un lado no tenemos al 100% esa magia del primer libro, de los primeros mensajes, cuando recién se conocen los protagonistas; claro que no vamos a tener eso. Por supuesto, también se supone que la relación entre ellos habrá cambiado un poco e irá madurando o tomando otros rumbos. Creo que sería un error del autor si se repitiera, cosa que no hace y eso destaca su poder creativo y su don para narrar esta historia. Por lo tanto para mi, este segundo libro si era imprescindible. No solo por el final del primero que exige una continuación sino también porque este libro nos da cosas que el otro no. Nos trae nuevas reflexiones, nuevos cambios, como así también más temores e indecisiones. Nos da más Emmi y Leo, más de esos personaje que te roban el corazón con sus mails. Adoré a Emmi y a Leo, y este libro lo sentí hermoso. No, no tiene la misma magia quizá ni te sorprende del mismo modo que Contra el viento del norte, pero aun así tiene sus propias características y pasan muchas cosas en él, que lo hacen igual de maravilloso. Así que para mí, vale la pena y mucho. 

Quiero mencionar algo que sentí con este libro. ¿Vieron las películas Antes del amanecer y Antes del atardecer? Nos muestran a un chico y una chica que se conocen un día y se enamoran. Y resulta totalmente creíble y real. Nada exagerado ni precipitado (al menos para mí). Bueno, al leer estos libros sentí algo similar que cuando vi esas películas (que amo por cierto). La primera es toda magia, sorpresa, misterio: recién se conocen, todo acaba de empezar y los diálogos son sumamente chispeantes y cautivadores. La segunda película, me encantó también pero es diferente a la primera. Tiene otro aire, un aire más maduro, más reflexivo y profundo. Ellos ya se conocen y ya no hablan de nimiedades ni de cosas sin sentido. Van directo al grano en más ocasiones, pero se sigue conservando entre los protagonistas esa magia, esa chispa, ese "encanto" tan particular que te hace escucharlos (leerlos en este caso) hablar embobada y como una posesa. Bueno algo parecido o igual sentí con estos libros. Ame ambos pero ame también que ambos libros tuvieran su propia personalidad, su propia magia y tomaran rumbos particulares que cierran a la perfección.

Cada siete olas comienza tiempo después de ese final del primer libro. Ese final que te deja alterado, aquí tiene su esperada continuación con las debidas consecuencias. El comienzo es realmente muy divertido debido a ciertos mails de  Emmi, y nuevamente Glattauer logra desde la primera página cautivarte con su escritura y con esos mails ya tan familiares y adorables entre estos dos personajes.
En este libro nos vamos a encontrar con una Emmi y un Leo diferentes. Porque si bien aun no se conocen en persona, ya tienen una gran confianza el uno en el otro y el amor de algún modo está a la orden del día a pesar de los muchos reparos o frenos que tenga cada uno. Los mails entre ellos siguen siendo igual de chispeantes y adictivos, pero a su vez demuestran una cierta madurez y un cambio en los personajes.

Tienen reflexiones y debates más profundos, hay mayores dudas e incertidumbres, hay más cosas en juego en este segundo libro. 
Emmi me siguió gustando aunque no pude evitar notar que sus histeriqueos e inseguridades se volvían mas fuertes por momentos. Sentí que le exigía a Leo ciertas cosas, pero por otro lado ella no le daba a él la seguridad de que arriesgarse sería lo mejor. Así como algunas cosas de ella me molestaron, también me pasó que en este libro la entendí mejor en ciertos puntos y sentí que se abría un poco más, permitiendo al lector husmear más en su interior, en sus miedos, sus sentimientos.
Leo también sigue siendo ese chico imperfecto, pero no me puedo quejar ya que me enamoró así. Ni siquiera puedo decir que sea un chico extraordinario o maravilloso, al contrario. Es cabeza dura y temeroso muchas veces, pero es a través de sus palabras donde se siente ese corazón que le late y ese amor que tiene; y ante eso me resulta imposible no caer.  
Glattauer nos vuelve a mostrar a unos personajes muy humanos, es la mejor palabra para definirlos (y sé que me repito): humanos, porque se sienten muy reales, porque tienen tantos defectos como nosotros y porque la historia no es fácil ni color de rosa, sino que con las dificultades y todo lo que pueda haber, sigue adelante y nos plantea situaciones perfectamente posibles.
En este segundo libro se percibe mucho ese temor de Emmi y de Leo, de verse finalmente las caras. Llevan mucho tiempo compartiendo pensamientos, sentimientos y palabras a través de la pantalla, pero verse a la cara significa de cierta forma poner un fin a ello, no un fin a todo sino al misterio, al no saber cómo es el otro. Comprendí totalmente ese temor, ese miedo a que se pierda la magia del anonimato, y me encantó que el autor recalcara eso. Ese riesgo de que al verse finalmente, luego no tengan nada más de que hablar o ya no puedan hablarse con la misma seguridad con la que se habla a veces con un desconocido a la distancia.
Creo que en Contra el viento del norte se habla más y se hace menos; en este segundo libro pasa un poco al revés: se habla mucho pero también hay un accionar importante, se dan pasos hacia adelante y no solo tenemos algunos cambios de escenarios sino que también los personajes avanzan, crecen, toman más decisiones y se arriesgan más. No todas esas decisiones que toman o el modo en que las llevan a cabo me terminaron de convencer pero en definitiva hacen a la historia y a que sea lo que es.

Hay ciertos mails que son casi para enmarcar de lo bonitos que son. Ciertas frases, y sobre todo algunas palabras de Leo hacia Emmi que son para suspirar y anotarlas en un cuaderno o llenarlas de post its. Glattauer vuelve a seducir con sus palabras, con su escritura tan sentida y tan sensible, que a veces parece poesía.
El final me encantó. Me dejó totalmente satisfecha y feliz. Es muy bonito y justo para la historia. Al terminar los libros, y al leerlos los dos seguidos, sentía un cúmulo de cosas y sobre todo alegría por haber descubierto una historia tan linda y sobre todo unos personajes entrañables de esos que una se guarda dentro para siempre.
No puedo negar que luego de leer esta bilogía, Glattauer me dejó con las ganas de que me llegue un día un mail de un desconocido que se termine convirtiendo en el amor de mi vida. Es prácticamente imposible, lo sé, pero este señor no logra menos que eso con sus palabras. Te presenta dos personajes adorables, te mete en sus vidas y en sus enredos, pero por sobre todo te presenta una historia de amor diferente, original y preciosa. Dos libros para atesorar y para releer en cualquier momento.


Puntaje total: 5/5



11 comentarios:

  1. Hola Celes!
    Me mata cómo transmitís en tus reseñas el amor y lo que sentiste leyendo los libros.
    Adoré las reseñas. Y me encantó la experiencia de leer estos libros semi en conjunto, más todos nuestros debates, discusiones y peleas sobre Emmi y Leo.
    Disfruté mucho de esta historia, me pareció diferente, divertida y muy íntima. Y si bien sigo sin quererlo mucho a Leo por las razones que te conté, adoré demasiado a Emmi y la banco en todo. (Muajajajajajaja) Un romance original y distinto que me hizo sentir muchas cosas y que voy a recordar por mucho tiempo.

    Que andes bien!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Celes! Ay dios creo que definitivamente voy a agregar estos libros a mis próximos leídos porque la forma en que describes a los personajes me ha dejado muy intrigada, de verdad :3
    Genial estas dos reseñas.
    Un saludo! Nos leemos

    ResponderEliminar
  3. Hola Celes!
    Leí la reseña despacio para poder conocer toda la historia, que de todas formas Anto ya me había convencido de leerlo cuando me lo mencionó, pero lo que no sabía era que estaba escrito en forma epistolar, hace mil que no leo un libro así, ahora tengo más ganas de leerlo pero no lo encontré en la librería que compro siempre así que seguiré buscando.
    Me gustan este tipo de historias donde vas conociendo a los personajes de a poco, tan despacio como si fueran reales. No tengo mucho más que agregar porque quiero leerlo con tantas ganas que si sigo buscando me voy a spoilear toda la bilogía (aunque ya busqué otros libros del autor, Siempre tuyo también me llama).
    Siento como que estos libros van a ser difíciles de superar en tu ranking de los mejores libros del año.
    Preciosa reseña, fue un placer leerla!!
    Saludos :)
    PD: Me encantó la foto del chico, tanto que la busqué en google y resulta que es un actor francés de películas independientes *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sol! jejeje siii el chico es un actor francés. Lo conocía de algunas pelis, es muy lindo ;)

      beso

      Eliminar
  4. Yo estos libros me los leí de un tirón en un par de tardes. No me duraron nada. Entre lo cortos que son, y lo que enganchan, en varias horas ya me los había leído. Me gustó mucho la particular forma en la que están escritos. Que la historia esté narrada en forma de e-mails hace que la lectura sea más ágil.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Lo leía hace muchos años y soy del montón que opina que la segunda parte, podria haber sido prescindible, jaja !!
    La primera fue todo un puntazo: para mi, por aquel entonces me parecía mu original que una historia estuviera narrada a base de mails y que solo aparentemente, parece una lectura sencilla, aunque en realidad no lo es.
    La segunda, pasado el efecto sorpresa del primero, me dejó un poco fría. Es cierto lo que comentas de que un autor debe demostrar que es capaz de darle un giro a la historia e innovar, pero sinceramente, hubiera preferido el punto y final tras acabar el primero.
    Me alegro de que los hayas disfrutado tanto!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Celes! No sabes las ganas que tenía de que te animaras con esta historia y cuando fui viendo lo mucho que te gustaba en FB, me di cuenta de que te pasó como a mí y te enamoraron desde el principio ^^
    Jjajja, me pasó como a ti y sentí que me estaba metiendo o cotilleando en los asuntos de los personajes.
    Leo.. ¿cómo no enamorarse de él desde el primer email? ^^ Es una pena que en la vida real no hayan errores así, aunque seguramente, por cómo está el mundo, pensaríamos mal de alguien que nos empieza a escribir así de repente.
    Con Emmi conecté, pero me parecía que a veces ella era más distante que Leo. En todo caso, nunca me cayó mal ni nada, ya que ambos me parecieron simpáticos siempre. Qué bien que pudieras debatir con tu amiga, a veces así se analiza mejor la historia :)
    ¿No te has planteado escribir un libro, Celes? Creo que tu escritura sería muy buena, porque dices cosas tan bonitas como ésta para hablar de la escritura del autor "No solo es adictiva, sino que te seduce, te encandila, te atrapa como en una red" Así le darían ganas a cualquiera de leer estos libros.
    Respecto al segundo, a mí tampoco me pareció prescindible y en algunos aspectos, recuerdo que me gustó más que el primero. Aquí ya se conoce a los personajes y es hora de que evolucionen y tomen decisiones.
    El final sí que no me dejó como a ti, sentí que faltaba algo más :-/
    Me alegro que hayas disfrutado tanto de estas lecturas y te ha quedado genial hacer esta reseña doble :D
    ¡Saludos y buen fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Omaira gracias por el comentario y gracias por decirme que por mis palabras podría escribir un libro. Es muy bonito ♥
      Y si, lo he pensando pero nunca me he lanzado a hacerlo. Quizá en algún futuro cercano o lejano jejejje, Y si lo hago te haré leer lo que escriba jejeje

      un beso! Y me alegra que coincidiéramos en otra lectura.

      Eliminar
  7. Hola Celes!
    Te juro que amooooooo tus reseñas. Leo lo mucho que amaste un libro y me dan ganas de tirar todo lo que estoy haciendo e ir corriendo a comprarmelo. Bueno, me pasó lo mismo con este. Había escuchado alguna que otra cosa de esta bilogía, pero no lo suficiente, no sabía de qué se trataba ni que estaba escrita de forma epistolar. Hace poco leí El chico de al lado, de Meg Cabot, que también está escrito así y me encantaaaaaaaa esa forma de escribir: siento que debe ser todo un reto para el escritor, así que me copa mucho mucho. La verdad es que estos libros se ven divinos (y me da mucha curiosidad saber qué es ese algo que pasa del que tanto hablás!!), así que creo que en cuanto pueda me gustaría leerlos.
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Celes!!
    Ay... No sé cómo tardé tanto en pasar por tu reseña.
    Para colmo que son tan bonitas, tan... románticas, era obvio que le ibas a dar a Emmy y Leo un toque especial, eso que se mercen.
    Amé cómo los describiste, ellos tan perfectos pero tan patosos los unos con los otros, tan inseguros pero sinvergüenzas cuando se trata de hablarse en plena borrachera (lo que me he reído con esas escenas no me lo olvido jamás!)
    Las risas, además de los momentos de semi-tensión, son las que más recuerdo.
    Respecto al final Contra el viento, sí, fue de infarto. Al menos para mí que en su momento tuve que esperar a ver si acá estaba Cada siete olas, porque viste que acá una nunca sabe, pueden tener la primera parte de una saga pero olvidate de ver los libros que le siguen.
    A mí me gustó cómo Glattauer empezó los dos libros con ese estilo tan particular de Emmi, como si quebrara le hielo desde un inicio y plantara a la protagonista como diciendo "esto es ella, lamento si querían una heroína, sean felices con Emmi".
    Yo como te comenté en un momento no me pude poner del lado ni de uno ni de otro, los amaba demasiado y los apañaba a los dos... ¿eso en qué me convierte? jajja
    Bueno, creo que me re fui por las ramas pero ya sabés que soy re fangrilera!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!!
    Pues a mí la entrada no me ha resultado para nada pesada ;)
    No he leído estos libros, es más, no había leído nada de este autor hasta el año pasado, que lo descubrí y me enamoró su manera de narrar. Escribe maravillosamente bien y tengo claro que quiero leer más cosas suyas.
    De estos libros he leído cosas muy buenas, pero la verdad es que desconocía que están escritos a través de mails. Obviamente me los llevo más que anotados, porque me gustan las historias de amor y más si son diferentes :)
    Gracias por las reseñas!
    Besos :33

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y comentar!