martes, 6 de junio de 2017

Reseña: Night Owls - Jenn Bennett

Jack es atractivo,encantador, de clase social alta, amante de lo vintage y del budismo. Y posiblemente sea uno de los artistas callejeros más buscados por la policía de la ciudad. 

Beatrix es una chica con perfil bajo, una apasionada de la anatomía humana que le encanta dibujar cadáveres. Viene de una familia de clase media, y sabe que tiene que luchar por lo que quiere, ya que nadie le regalará nada. 

¿Tienen algo en común? Sí, su amor por el arte.

Apenas leí el primer capítulo de este libro supe que iba a amarlo.
Este es uno de esos libros que conocí cuando se publicó aquí en Argentina y se puso "de moda" de algún modo. Me llamó la atención y además leía siempre reseñas muy bonitas donde mencionaban ciertas cosas del libro, cosas que me encanta encontrar en los libros. Así que me decidí a leerlo y fue todo un acierto ya que me encontré con un libro muy muy bello.
La sinopsis es escueta pero exacta y nos dice todo lo que necesitamos saber. En este libro conoceremos a Jack y a Beatrix, dos adolescentes que se conocen de casualidad una noche en la que ambos esperan el colectivo Owl, para ir a sus respectivas casas. Desde ese primer encuentro la autora hace saltar cierta chispa entre los personajes y lo mejor de todo es que resulta totalmente creíble desde el primer momento. No se trata de amor a primera vista, sino de una atracción que ambos personajes saben de algun modo que esconde algo más. Y ese algo más, Bennett lo va desarrollando página a página en una historia llena de arte, de ternura, de pequeños y grandes dramas; y por sobre todo de palabras de esas que se sienten como comer algo dulce y rico, dejando un sabor de boca maravilloso.

Night Owls es un libro sencillo y ligero, pero que se disfruta totalmente. Es ideal para cuando se quiere leer algo fresco y suave pero que aun así esconde en sus páginas cosas grandes. La novela está ambientada en la ciudad de San Francisco y te dan ganas de recorrerla y sentir esos olores y ver esos sitios que nombra con solo leer las descripciones de la autora, que aunque son pocas, son precisas.
Es una novela que desprende mucha juventud y te hace añorar la adolescenia a la vez que te metes de lleno en la vida de sus personajes, con una historia bien moderna y cercana a nosotros.
Una de las cosas que más me gusto de este libro, como dije antes, es que a pesar de ser una historia relativamente sencilla, la autora fue capaz de crear dentro de esa simpleza dramas profundos para cada protagonista que logran llegarte y tocarte de un modo especial, hasta conmoverte o movilizarte bastante. Aun sin tener que llegar a narrar hechos desgarradores o crear dramas exagerados, al leer se siente que todo lo cuenta en la medida justa para hacerte reír, emocionar y disfrutar cada página.

Los personajes son totalmente adorables y te hacen encariñarte con ellos desde el primer momento.
Jack me encantó, no solo porque tiene el perfil de protagonista masculino que a mí me gusta (y es muy sexy) sino porque además combina de un modo tan perfecto con Beatrix que realmente se siente que son el uno para el otro. Es un chico bueno con todas las letras, realmente sencillo, dulce y sobre todo muy tierno e inocente. Suena muy bobo dicho de ese modo, pero esas son las palabras que mejor lo definen; y fue lo que me hizo fangirlear como loca con él. Es precioso. Es la clase de chico que una quisiera que fuera real, pero a la vez es demasiado perfecto para serlo. Quizá es demasiado perfecto incluso para el libro, pero en este caso no me molestó para nada que la autora lo hiciera así y me enamoró.

Beartix es un personajes super original y la autora la hizo de un modo muy particular: desde su forma de peinarse y arreglarse, hasta su especial gusto por dibujar órganos y partes el cuerpo; te hacen admirarla por su rareza y a la vez conectar con ella, con esa fragilidad que esconde en el fondo. Me encantó Beatrix, y esto es genial ya que no me suelen gustar facilmente ni muchas veces, las protagonistas femeninas. Así que el hecho de que me encantara, dice mucho a su favor.
El libro está narrado en primera persona por Beatrix, y la narración sin ser alucinante es muy bonita y totalmente adictiva. Adoré leer el libro desde el punto de vista de ella ya que resulta no solo encantador y te permite conectar totalmente, sino que además la forma de pensar de Beatrix y los pensamientos que a veces pasan por su cabeza son tan divertidos que me hicieron reír mucho y adorarla.
Hay varios personajes más y que tienen un papel importante en la historia, pero lo mejor es no hablar de ellos y dejarlos para sorprenderse si leen el libro. Solo quiero destacar al hermano de Beatrix, particular como ella, y que me encantó también.
El arte es otro de los grandes protagonistas de esta historia. Tanto Jack como Bex, aman el arte y lo expresan a su modo. Me pareció muy lindo el modo en que la autora habla del arte y el uso que hace de él para darnos a conocer mucho mejor a los personajes, y por sobre todo para enseñarnos que a veces el arte o cualquier modo de expresarnos que encontremos, desde dibujos hasta palabras, pueden decir tanto con tan poco y parecer que gritan o expresan cosas muy profundas, que terminan conectando a las personas y dejando su alma al desnudo.


No está demás decir que el romance es precioso por donde se lo mire, aunque no es para menos con personajes tan lindos. Y esto es gracias a que la autora no cae en clichés, o si lo hace no terminan siendo los típicos ni afectando para nada la historia. La historia de por sí es original y diferente, por lo tanto todos sus elementos resultan perfectos, y el romance es uno de ellos. Es totalmente fangirleable, tierno y romántico. Y si bien el libro es juvenil, es de esos que merecen la pena ya que no nos dejan con las ganas ni prometen cosas que no dan: tenemos lo justo y necesario, y Bennett narra unas escenas de amor de lo más "awwwww" ♥.
No digo más. Les recomiendo este libro totalmente porque aunque podría decirse que es imprescindible y que quizá no les cambie la vida; tiene cosas tan bonitas, está tan bellamente narrado y tiene unos personajes y una trama tan linda, que valen totalmente la pena. Night Owls destila originalidad, arte, vida y amor en cada página y eso lo hace una apuesta segura.

Puntaje: 5/5

6 comentarios:

  1. Hola!
    No conocía nada de esta novela, por España no la he visto en ningún lado. Pero tiene buena pinta y con eso del arte me gana en parte. Me la voy a apuntar porque parecen un par de personajes muy curiosos.
    gracias por la bonita reseña proque se nota que te ha gustado muuucho!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Adoro los libros que contienen historias con personajes fangirleables, sin duda creo que también me encantará, a parte sin leer la historia, ya me parece un acierto y sobretodo diferente que los una su pasión por el arte, así que apuntado queda.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Que buen puntaje le has puesto al libro, me alegra que lo hayas disfrutado, estoy segura que también disfrutaré de este libro lleno de romance y personajes bonitos...Gracias por la reseña, un besotote!

    ResponderEliminar
  4. Hola Celes!
    Posta que es raro que la prota te caiga bien y la quieras, al menos últimamente te pones en plan medio machista con las chicas. Así que eso hace que Beatrix me intrigue un montón.
    Me llama mucho este librito desde que lo publicaron y leí varias reseñas muy bellas de él. Además que esté contextualizado en San Francisco es un super plus y fangirleo de anticipación. TENGO que leerlo.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! De momento no es un libro que me llame tanto como para leerlo pronto (a pesar de lo mucho que te ha gustado), pero tampoco lo descarto. La portada me encanta :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola, Celes! Al fin encontré un momento para pasarme por aquí ^^ A simple vista, este libro no me llamaba la atención, pero me despierta la curiosidad lo que dices de que sea simple pero al mismo tiempo tenga dramas profundos. Jack... ¿hay algún chico de libro que no sea demasiado perfecto? xD Aunque veo que aquí no resulta un fallo.
    Yo no soy muy fan del arte y creo que soy en un libro que leí, "El viaje más largo", se profundizó algo en ese tema y resultó que no me desagradaba. Así que eso también es un punto a favor de tu lectura.
    A pesar de todo, tiene un "algo", que me hace dudar de querer leerlo :-/ No me lanzaré a por él, pero no lo descartaré.
    ¡Saludos y me alegro que tú lo hayas disfrutado tanto! ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y comentar!