domingo, 18 de junio de 2017

Reseña: Cuando Dios era un conejo - Sarah Winman

Éste es un libro sobre un hermano y una hermana. 
Un libro sobre la infancia y el crecimiento, las amistades y la familia, el triunfo y la tragedia, y todo lo que discurre entre ellos. 
Pero sobre todo, es un libro acerca del amor en todas sus formas.


Si uno lee la sinopsis de esta novela, cree una cosa y se imagina una cosa. No se puede negar que es una sinopsis que busca atraparte y venderte el libro. Es una sinopsis de esas que se leen y te hacen pensar que dentro de las páginas del libro hay un pequeño tesoro. Al menos a mí, que me encantan las novelas intimistas, sentimentales y sobre "el amor en todas sus formas"; sinopsis como esas me compran inmediatamente. Y así me sucedió con este libro.
Lo conocí a través de un blog, donde lo mostraban como adquisición pero aun no lo habían leído. Me llamó inmediatamente la atención, desde su nombre tan peculiar hasta esa sinopsis y portadas tan tiernas. No empecé a leer el libro con altas expectativas ni nada de eso, de hecho trato últimamente de hacerlo lo menos posible para no decepcionarme, pero sí me imaginaba al menos ciertas posibles cosas de la lectura. Afortunadamente tuve eso que esperaba y estaba realmente contenta con la lectura. Pero esto se mantuvo solo en la Primera parte del libro. La segunda ya es otro cantar. Y de no ser por esa primera parte, diría desde ya que fue una decepción total y sinceramente lo fue, bastante. Pero esa primer parte hizo que no fuera total la desilusión.

Cuando Dios era un conejo, es una novela que pretende ser intimista, sentimental y busca evocar cosas profundas; pero para mí esto no se logró totalmente. Como dije, el libro está dividido en dos partes: en la primera, que es la primer mitad del libro, leeremos sobre la infancia de la protagonista desde los 7 u 8 años hasta los 12 0 13 aproximadamente. La segunda comienza cuando ella tiene 27 años.
Esta novela nos presenta a una niña llamada Elly que vive con sus padres y su hermano mayor en un entorno agradable y sencillo. Su vida no tiene grandes sobresaltos y realmente crece haciéndose esas preguntas que se hace cualquier niño y con una curiosidad y encanto totalmente especiales. Sus padres son peculiares y también tienen su encanto. Su hermano mayor, Joe, podría decirse que es ancla, su guía y gran confidente. Otro personaje importante es Nancy, hermana de su padre, tía de los niños. Esa mujer es todo un personaje y le da al libro novedad y frescura.

La primera parte de esta novela realmente me gustó mucho y me tenía encantada. La autora destila desde la primera pagina esa ternura e inocencia propia de la niñez. La narración y las pequeñas y grandes cosas que le van sucediendo a la protagonista me enternecían y emocionaban. Incluso había mucho sentido del humor en varios momentos y me divertía totalmente. El libro me estaba resultando muy bello y totalmente agradable de leer. Sentía que iba a ser un posible favorito de esos que descubro por casualidad y termino adorando. Pero lo bueno duró poco y acercándome al final de la primera parte del libro las cosas ya empiezan a cambiar: no sólo los sucesos, sino también el modo en que se narran, la mirada de la autora; y el modo de ir desarrollando la vida de los personajes. Lamentablemente, para mí, fue cambiando para mal y el libro que me estaba tenía tan encantada, lentamente me fue desencantando y desilusionando.

En la segunda parte la protagonista ya tiene 27 años. Para empezar una de las cosas que no me convenció al empezar a leerla fue que la autora no contara nada de esos años intermedios, entre los 15 mas o menos y los 27. Solo nos da pequeños detalles al avanzar el libro pero nada concreto y de verdad se siente como una nebulosa enorme al desconocer con exactitud lo que pasó durante ese tiempo. Ya que podrían o no, ser cosas relevantes pero aun así me pareció una falla que se dejara ese tiempo "en blanco" simplemente.
Y la verdad es que la segunda parte la sentí como otra historia aparte. Entiendo que la protagonista ya no era niña y no se podía continuar, quizá, con la ternura y humor de las primeras páginas, pero aun así sentí que se fue perdiendo totalmente el encanto de la historia y esa pequeña magia del comienzo. Cerca del final del libro suceden acontecimientos que dan giros muy importantes en la trama, lo cual me sorprendió ya que nunca lo hubiera imaginado. Pero a la vez no termino de decidir si esos giros, y uno en especial relacionado con cierto personaje, eran necesarios o imprescindibles. Me decanto más por lo segundo ya que no me terminó generando el impacto que esperaba supongo.

Ahora bien, ¿cuál fue realmente el problema que tuve con este libro? O más bien los problemas.

Bueno por un lado, la protagonista. Elly me encantó al comienzo con su curiosidad de niña y su inocencia. Me gustaba como protagonista. Pero nunca llegué a sentir, y esto aumentó al avanzar, que fuera LA protagonista. El libro se siente como si fuera más bien una historia de muchos personajes, donde ella nos narra la variedad de cosas que le pasan a los demás; pero nunca leemos nada interesante o relevante sobre ella en particular. Y siendo la protagonista esto me molestó. Nunca llegué a conectar con ella y lo que es peor, no llegué a sacarle la ficha, a conocerla realmente ni a saber que tipo de persona era o que pasaba realmente por su cabeza.
Los personajes: en el libro hay muchos personajes, siendo los más relevantes Elly y su hermano Joe. Pero a su vez la autora mete una variedad de lo más curiosa de personajes secundarios, que por momentos llegaban a marearme y sentía que se le daba más importancia y drama a lo que le pasaba a ellos que a los principales. Sin siquiera llegar a profundizar en ninguno de ellos ni a movilizar con lo que les pasa.

En segundo lugar, en el libro pasan muchas cosas: sucesos que marcan a la protagonista, cambios de escenarios, conversaciones relevantes, etc. pero a su vez sentí que muchas cosas de las que cuenta la autora quedan como flotando. Es como si planteara cuestiones pero luego nos las cierra a la perfección y te deja con dudas, vacíos o preguntas.
Tercer punto, la narración. Por un lado me gustó mucho, ya que es en gran medida, el estilo de narración que me gusta y a lo largo del libro hay reflexiones o frases que se pueden destacar. La narración es en primera persona, desde el punto de vista de Elly, lo cual hizo que me chocara aun más el problema que tuve con ella como protagonista. Pero aunque no es una mala narración me pasó también que sentí, aparte de eso de las ideas inconclusas, que el modo en que escribe la autora no te deja las cosas del todo claras y a veces tenes que pensar si realmente quiso decir una cosa u otra.
Otro problema que encontré, o que al menos a mí no me gustó (recalco que esto es una simple opinión personal) es que sentí que la autora se toma muy a la ligera temas delicados o que requieren mucha profundidad. Hay "algo" realmente muy importante y fuerte que pasa con la protagonista, y la autora recién (!) termina de aclarar y cerrar esto en las últimas páginas y le dedica solo unos renglones. Así como con eso, sucede con otros sucesos y realmente esto no me gustó nada. Diría que incluso hasta parece que resulta humorístico el modo en que flota sobre temas importantes y los cuenta como si nada.

El libro es muy diverso eso sí, y esto se agradece. Habla de muchos temas, sexualidad, violencia, Dios, religión, adultez, infancia, inocencia, "amor" y desamor, etc. Habla de muchas cosas y esto no me molestó ya que hizo que la lectura fuera interesante a su modo. Pero sinceramente nunca llegué a percibir eso que menciona en la sinopsis de "el amor en todas sus formas" y varias cosas más. De hecho no es un libro romántico ni de amor real, para mí. 
El libro en sí es sencillo a pesar de que por lo que cuenta pudiera parecer profundo. Pretende profundidad y reflexión pero en mi caso no lo generó. 
Hacia el final sentí que la lectura no me aportaba nada y quería terminarlo. El final en sí mismo me pareció igual al resto del libro, no fue significativo y de hecho hasta te deja con dudas y sin saber que pensar.
Ah, el título tiene un sentido y puedo decir a favor de la historia que es bastante curioso y lindo ese punto aunque podría haberse explayado más aun.

Cuando Dios era un conejo. es un libro que prometía mucho y que aunque me tuvo encantada en los primeros capítulos, lamentablemente luego fue perdiendo ese encanto y lo bello que podía tener para terminar siendo una historia bastante floja, algo enredada y confusa; que me dejó bastante indiferente al terminarla.
Como saben, esto es una simple opinión personal y puede que a muchos les encante si se animan a leerlo pero solo traté de ser lo más clara en mi opinión para expresar lo que, en conclusión, me dejó a mí este libro.

Puntaje: 2.5/5

Le doy la mitad del puntaje, ya que básicamente
 solo me gustó la mitad del libro.



12 comentarios:

  1. ¡Hola, Celes! Iba a cerrar blogger y vi que justo acababas de publicar, así que termino de ponerme al día con tu blog :D
    Lo de leer una sinopsis e imaginarte tu propia historia... creo que nos pasa a todos jajja.
    El título es peculiar, eso no te lo voy a negar, pero a mí no me habría llamado tanto la atención como a ti. Y menos ahora que sé que te ha decepcionado en una parte.
    La portada en inglés es preciosa ^^ Últimamente estoy mirando más las portadas de libros en ese idioma y creo que trabajan mejor el diseño.
    Qué pena que teniendo un inicio tan bueno y que tratara bien el tema de la niñez, luego se convirtiera en una decepción.
    Lo de los personajes secundarios que te distraen me parece un error por parte de la autora, no entiendo por qué hay que alejarse del personaje principal o del tema central.
    Lo de temas delicados que se tocan sin profundidad ya me hace descartarlo completamente. Ahora mismo no estoy muy predispuesta a aguantar eso.
    Lamento que fuera una lectura decepcionante y espero que tengas más suerte con la siguiente.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Hola Celes!
    Si que prometía atrapar esta sinopsis, pero sin ninguna duda es bastante decepcionante empezar con una primera parte que entusiasma y después que vaya decayendo y queden cosas en el aire, así que en principios lo dejaré pasar.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. hola ! siguiendo tu consejo lo miramos solo con un ojo, que tristeza. compartida igual, saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Celeste!
    Me encanta lo que dices respecto a las sinopsis, creo que estas son muy importantes porque fueron aquellas palabras que el autor decidió colocar para vender su historia y esto no es algo al azar, respecto al libro, no me llama mucho la atencion, creo que los fallos que mencionas pesan mucho mas que las cosas buenas asi que lo dejare pasar. Gracias por la reseña.

    ¡Nos leemos! :3

    ResponderEliminar
  5. Hoooola Celeste!!!

    Pues vaya chasco de libro que te has llevado. Desde luego, con ese título lo primero que hace uno es pararse a ver de qué leches va el libro. Exactamente después de leerla una tiene la sensación de que se trata de una pequeña joya. Después de leer tu reseña, me queda claro que no es así. Vamos, que la primera parte muy bien, pero en la segunda la caga de manera abismal. Pues vaya chollo. Digo que si tienes una protagonista, el lector quiere saber sobre ella, y no sobre los demás personajes por muy importantes que sean, que para ello ella es la protagonista, no? Y si encima ya es en primera persona y no cuenta nada de ella es que algo chirría.Encima no profundiza y lo deja como temas banales.

    En fin, que no lo voy a leer ni de guasa!

    Gracias por la reseña!

    Un besote enoooorme!!!! ♥

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Pues la verdad es que los libros de este estilo no me despiertan nada de interés y si aun así no cumplen con su cometido... Tampoco me gustan mucho los que se dividen en dos estapas de la vida de alguien y si la protagonista no gusta, uff, ya es muy difícil.
    Dudo que me cruce con él.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. El título en sí no me convencia, pero la sinopsis captó mi interés, pero al leer tu reseña, definitivamente no es el tipo de libros que me gusta leer, más aún con lo que cuentas, puede que hubiera quedado mejor dividir el libro en dos tomos y quizás al primero le hubiera dado una oportunidad, porque lo has pintado muy bonito pero ya con lo que dices con la segunda parte... lamentablemente lo dejo pasar.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Celes!
    Como te dije cuando lo conseguiste y lo empezaste a leer, me llama bastante este librito, primero que nada por el título y me gusta lo que contas de la primer parte. Es una pena que la autora no profundice bien algunas cosas y deje algunas medio confusas. Me sigue llamando la atención, así que lo leería más de chusma que otra cosa.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  9. Hola hermosa!!!
    La verdad es que tenia ganas de leer este libro porque el titulo me encanta (no se si sabes pero tengo un conejo de mascota y es un encanto total jajaja) asi que bueno ya le habia echado el ojo.
    Lamento mucho que no te haya logrado llamar la atencion de la forma que esperabas y sobre todo que no haya logrado calar hondo en tu corazon.
    Espero que tu proxima lectura sea mucho mejor!!!
    Por cierto, me encanta como esta el blog ahora mismo... el diseño es realmente precioso!!! Creo que te voy a pedir unos tips porque con el html no me llevo muy bien jajaja
    Un besazo gigante

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola, Celeste! ^^

    Después de un mes prácticamente desaparecida, ¡por fin me paso por aquí! ^^ ¿Qué tal todo? Espero que genial :D La verdad es que la universidad me trae de cabeza. ¡Qué ganas de acabar los malditos exámenes y descansar tranquila!
    Pasando a temas menos deprimentes... Me ha resultado la mar de curioso el libro. Concuerdo contigo en lo que comentas de que presenta una de esas sinopsis que venden y un título que llama la atención. Personalmente, había llegado a pensar que era un libro de auto-ayuda. Veo que iba muy desencaminada.
    Siento tu decepción con la novela. Siempre digo que odio los flashback, pero lo que comentas de que hay un hueco temporal tan grande no es mejor. Vamos a ver, me alegro de que la autora supiera llevar la infancia de la protagonista - es realmente difícil hablar desde el punto de vista de alguien pequeño -. Sin embargo, entiendo que el lapsus temporal hiciera que no te cuajaran las cosas. Es como si conoces a alguien cuando tienes 5 años y luego se pretende que seas su amiga con 25. No tiene sentido.
    Algo que me choca sobremanera es lo que comentas de que realmente se sabe más del resto que de la propia protagonista. ¡Ojo!, porque siendo un libro escrito en primera persona eso tiene narices >.< Me alegro de que, al menos, pudieras disfrutar de las reflexiones :)
    Como siempre, una reseña genial ^^
    ¡Un besazo muy grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapa! ^^

    ResponderEliminar
  11. Tal parece que son los libros que más pretenden hacernos pensar pero que menos contenido tienen los que nos hacen hablar más en las reseñas, ¿no?
    Yo no creo que pueda con un libro así. Para empezar amo la fantasía mezclada con la reflexión, la ficción no me fascina y luego si, como comentan, la autora toca temas importantes tan a la ligera... pues no tiene mucho caso. Creo que terminaría con una opinión muy similar a la tuya.
    Gracias por la reseña :D

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Me compré hace poquito este libro, porque estaba de saldo y me llamó la atención la contratapa.
    Voy a leerlo con poca expectativa por lo que fuiste contando, pero creo que quizás me guste igual como algo para leer tranquila y con paciencia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Gracias por visitar el blog y comentar!