Celeste Cao. Con la tecnología de Blogger.

Soltar libros

by - jueves, noviembre 16, 2017


Soltar libros... dejarlos ir


¡Hola lectores! 

Me puse a pensar (?) ¿Creen que a veces es necesario dejar ir ciertos libros? A mi me encanta tener libros, cuantos más mejor. Aunque suene a egoísta o acumuladora compulsiva, es la verdad. Me encanta tener libros. Sin embargo con el tiempo, y más últimamente, me pasa que no me cuesta desprenderme de ciertos libros. Antes no me gustaba "deshacerme" de ninguno. Los iba acumulando, incluso los que no me habían gustado tanto, ahí quedaban...

Pero con el tiempo fui cambiando ese pensamiento y me di cuenta de que, para mí, no tenía mucho sentido seguir teniendo en la biblioteca libros que sé que no voy a volver a leer. Hay libros que amo, mis favoritos, de los que no me desprendería por nada del mundo. Hay libros que me gustaron y me hicieron disfrutarlos, pero... cuando me pregunto si son imprescindibles para mi como lectora o si los volveré a leer en algún momento: suelo responderme que no. Lo más probable es que queden ahí...


Hace unos días hice una especie de "limpieza" de mi biblioteca y saqué alrededor de 15 libros más o menos, que consideré, de pronto, imprescindibles. No es que los haya odiado, que no me gustaran nada o que me parecen una pérdida de espacio. Pero son libros que no me marcaron especialmente o que quizá olvide con el tiempo. Libros que puedo soltar sin sentir dolor...

¿Qué hice con ellos? Podría decir que los doné y quedar como una buena persona jejeje. Pero la verdad es que fui vendiéndolos. Con el dinero no compré nuevos, simplemente los vendí para que otro, que esté interesado, pueda aprovecharlo. 


En cierto momento mientras entregaba uno de los libros que vendí me vino algo a la mente. Sentí como si estuviera vendiendo un hijo. Fue raro, porque en realidad son libros que no escribí yo, no puedo decir que los "parí". Pero me hizo un poco de ruido. Luego se me paso... pero me quedo eso en la cabeza.

A la vez pienso que las personas que los tienen ahora son lectores como yo, que van a disfrutar más o igual que yo esa historia. Y en parte me alegra saber que solté esas historias que a mí quizá no me dejaron algo muuuuy especial, para que vayan a manos de alguien más. 

Creo que cada vez me cuesta menos desprenderme de algunas cosas. No de todas obviamente... Pero es también una forma de hacer "espacio", no necesariamente en sentido literal, para lo nuevo.


Así que les pregunto...

¿Ustedes sueltan libros? ¿los dejan ir? 

¿Les cuesta desprenderse de libros aunque no les hayan gustado?

¿Qué opinan de este tema?



También puede interesarte

13 comentarios

  1. Yo todos los años hago limpieza y sigo estás reglas
    1. ¿Está firmado?
    2. ¿Es algún regalo especial?
    3. Lo volvería a leer en cinco años
    4. ¿Tengo más ediciones?
    Y si no pasa el test se va a la biblioteca para que otros puedan disfrutarlo
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola celeste... no , no me parece algo raro dejar ir libros. De hecho si lo haces es por algo no?. Te cuento que hace unos meses separe para vender o dar unos 5 libros de mi biblioteca. No son muchos... pero los saque porque me di cuenta que necesitaba espacio y que no me servia tener esos que no habian gustado mucho y que no iba a volver a leer.
    Creo que el objetivo de tener una biblioteca con esa clase de libros que se acostumbra a rseñar por los blogs (no incluyo libros de otro estilo como de cocina o de estudio) es que uno los disfrute y los vaya a quere rreleer siempre cada tanto o cuando se pueda. Tener quinientos libros para no amar ni la mitad no sirve jaja.

    ResponderEliminar
  3. Hola Celes, creo que hace mucho no me pasaba por acá así que aprovecho ahora.
    Yo todavía estoy en la etapa ded "Antes no me gustaba "deshacerme" de ninguno" jajaja, todavía no tengo demasiados libros porque sigo estudiando y no puedo comprar ni de lejos todos los que quisiera, así que pensar en dejar ir alguno se me hace imposible.
    Me alegro por vos, que ya estas en la segunda fase :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola golosa!
    A mí me cuesta desprenderme de algunos libros que quizás nunca abandonen mi biblioteca. Pero tuve casi siempre la facilidad de soltar esos que no me gustaron, me dejaron indiferente, odié y hace poco también decidí soltar algunos que si bien me gustaron y disfruté en su momento no creo que vuelva a leer y prefiero que encuentren un nuevo hogar. La primer forma que encontré de desprenderme de libros fue haciendo intercambios en la facu de lenguas, así dejé libros que no funcionaron conmigo y elegí algún otro que quizás tenía mejor suerte conmigo que con quién lo había dejado antes. Y así encontré algunas joyitas. También he vendido y canjeado en mis iglesias. Y este año hice una donación bastante suculenta en la biblio de la que soy socia, y me encantó hacer esto último, porque si bien no saqué ningún beneficio como en las otras oportunidades, me sentí bien haciéndolo, pensando que encontraron un lindo hogar y que quizás lleguen a mucha gente que los va a disfrutar.
    Así que sí, suelto libros pero son más los que se quedan siempre.

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Yo si los dejo ir y no jejejeje. O sea, jamas he sido muy apegada a las cosas, en este caso a los libros (hablando del mismo tema al que te refieres a tu entrada), excepto de mis favoritos y a los que son ediciones especiales y bonitas y así, pero con el resto si por alguna u otra cosa sucede que se tienen que ir por lo que sea, pues listo no pasa nada, pero al mismo tiempo sí me gusta juntarlos aunque no hayan sido una lectura tan genial para mí. La cosa es que pienso un poquito en el futuro cuando tenga hijos y pues espero que les atraiga la lectura y así puedan ver variedad y ellos elegir que les gusta y quizás hasta hagan más grande la biblioteca y luego pase de generación en generación.
    Jejeje, suena algo romántico, pero es una idea que me gustaría que se haga realidad con el tiempo.

    Saludos n.n/

    ResponderEliminar
  6. Hola Celes!
    Hay libros que jamás podría dejar, porque son especiales o porque sé que cada tanto los releo. Pero otros me dan lo mismo. Comunmente los llevo a la biblioteca pública. Me parece un especio perfecto para que puedan leerlos muchas más personas. Creo que los libros son para ser leidos y mientras más lectores mejor.
    Saludos, Cati.

    ResponderEliminar
  7. A mi me pasa como a ti de un tiempo a esta parte pero es basicamente porque no tengo espacio y cada mes llegan mas libros que no se donde colocar. Lo que hago es que o los pongo para intercambio o venta de segunda mano o los regalo-dono y me dejo un poco de hueco para seguir colocando las nuevas adquisiciones. Eso si, mis favoritos es que ni los presto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Difícil...no siempre he podido "deshacerme" o mejor dicho, despedirme, de ellos. Sin embargo, necesitamos dar...Aunque duela...hay que dejar ir, para que puedan venir más adelante, nuevas palabra a anidar nuestra mente. Soy de las que dan pocos libros...siempre trato de elegir aquellos que quiero que formen parte de mi vida. Anoche, cenando con amigas...pensaba en los cuentos que tengo...muchos de ellos forman parte de mi existencia, otros pueden volar...quizá lo importante es darse cuenta que tenemos un tiempo de vida. Que nos iremos, y como Anne Fadiman decía en su libro "Ex Libris" hay que dejar ir, para no encontrarnos con esa biblioteca solitaria que se deja cuando una se marcha al gran viaje...y entonces...nada de lo que tenías vale. Y por si una se arrepiente de dar...si ese libro ha de estar en tus manos de nuevo...regresará a ti.
    Después de toda esta parrafada, también he de decir, que los libros que son especiales para ti, por lo que sea...aunque no tenga sentido guardarlos, de algún modo forman parte de tu bibliografía...de la forma de ser que tienes y eres...y quizá esos, deberían acompañarnos durante un rato más largo en la vida, no?
    Saludos y felices lecturas.

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Celes! Este es un tema muy interesada, de hecho, te me has adelantado, ya que quería hablar un poco del tema en redes sociales jajaj Pero lo haré más adelante, ya que ahora estoy un poco liada y quiero enfocarlo bien.
    No me parece que por venderlos no quedes como una buena persona xD ¡¡Son tuyos y puedes hacer lo que quieras!! Para mí, el tema de venderlos es complicado, ya que no soy de usar webs de venta de segunda mano y tampoco tengo ganas de estar quedando para entregarlos ni enviándolos por correo. Además, a mí realmente me gusta donarlos a la biblioteca. Si compruebo en su web que no tienen el que quiero donar, se lo doy. Si lo tienen, o lo entrego a una librería solidaria a la que voy cada cierto tiempo o se lo doy a alguien que conozca y crea que puede quererlo.
    Pero es raro, a mí también me pasa lo de sentirme como un poco mal. El último que le doné a la biblioteca es el de Apartamento 16, que lo odié, pero era en plan "espero que estés bien en la biblioteca". Y sí, sé que es un libro que no tiene vida y que encima no me gustó, pero me gusta saber que están en un buen lugar (ya sé que sueno como una loca).
    El caso es que como tú, sí que noto que me va costando menos desprenderme de libros y no tenerlos en casa si estoy 100% segura de que no los releeré porque no me gustaron. Que no me agradaran a mí no significa que no le gusten a nadie y es genial que otra persona pueda disfrutarlos.
    Además, como dices, se gana espacio en casa para nuevas adquisiciones xD
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
  10. Hola Celes!
    Entiendo completamente lo que decís, me pasa como a vos, adoro tener la biblioteca cargadita, con libros y demás, repleta al tope. Incluso los libros que odié o sé que no voy a leer los tengo ahí (porque, seamos sinceras, hay libros que sabemos que no vamos a leer)... aún así, últimamente también me he desprendido de algunos.
    Aunque yo no los vendo, creo que es porque no logro ponerles valor o me parecen muy vejitos... no sé.
    Simplemente, si una amiga, amigo o familiar busca ese libro que yo tengo y sé que me es dispensable... lo regalo. Total, sé que lo va a cuidar. Aún no lo hice con gente que sé que no lo cuidaría o no lee, pero con personas que conozco lo he hecho.
    A venderlos aún no me animo y creo que no me animaré en un buen tiempo, se me hace raro aunque aplaudo a los que como vos pueden hacerlo jajaj yo soy más lenta para esas cosas
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Celeste!
    Justo estoy en una etapa en la que intento desprenderme de algunos libros pero me cuesta mucho hacerlo todavía. Coincido en tu pensamiento, los libros que amo son los que quiero que estén en mi biblioteca y los demás pueden o no estar... Tengo apartados unos cinco libros con el fin de venderlos y todavía no encuentro las agallas de hacerlo jajaja Creo que me falta ese último empujoncito.
    Me gustó mucho la entrada, es algo para reflexionar :)
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Ay Celes, como te entiendo….igual q te pasó, cuando mi pareja me decía quita libros….es como si “mentara” al diablo…..los libros…venderlosss, noooooooo….pero tal y como dices, hay poco tiempo para releer, por lo menos en mi caso, y tb en el mio propio, sitio para seguir guardándolos…por eso, tb opino como tu, me quedo con esas joyas literarias, y te digo ya q son mas de una docena…y las demás lecturas q son fáciles de olvidar,las intento vender…o intercambiar…y así seguir leyendo jejejejejej
    Besitoss

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Celeste! Hace mucho que no venía por aquí y me alegra encontrar una entrada que me ha dejado pensando...Yo no soy mucho de aferrarme a cosas materiales...PERO extrañamente, me pasa lo opuesto con los libros, ya que me cuesta dejarlos ir, son como hijitos y me duele si se van...( Que exagerada, no? :D ) Con decirte que hasta me cuesta prestarlos, porque los extraño mucho...jeje! En fin, así soy yo...Un besote!

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog y comentar!