Celeste Cao. Con la tecnología de Blogger.

Reseña: Los días que nos separan - Laia Soler

by - domingo, febrero 09, 2020



Sinopsis
Abril está obsesionada con sus sueños. Desde que se cruzó con ese desconocido en la biblioteca, él se le aparece cada vez que se queda dormida. En su mundo onírico, el chico es Víctor, un burgués de la Barcelona de 1914, y ella... Ella ni siquiera es ella misma, sino Marina, una obrera que vive en el mismo edificio que Víctor.
Mientras la historia de los dos jóvenes del pasado avanza noche tras noche, Abril lucha por mantenerse al margen de las emociones de Marina e intenta descubrir qué significan esos sueños.


Tenía pendiente leer este libro desde hace bastante tiempo. De Laia Soler ya había leído otra novela, Nosotros después de las doce, y me había enamorado de su forma de escribir y desarrollar la historia. Por eso quiero, de a poco, ir leyendo sus otras novelas, de momento tiene 4 publicadas creo. 

Cuando se publicó en España Los días que nos separan yo ni me enteré, tiempo después supe del libro y que había ganado un premio. No quería leerlo por eso, sino porque me pasó con esta autora eso de que leo un libro de ella y quiero leer todos los demás que haya escrito para ver si también me gustan. Bueno, lo cierto es que ahora días después de haberlo terminado y analizado bastante debo decir que, aunque no me pareció un mal libro, sí me esperaba algo mejor. Por un lado, entiendo que es la primera novela de Soler y por eso puede que le faltara pulir un poco su estilo o encontrar la forma de desarrollar de forma redonda una historia, pero, por otro lado, no puedo evitar, como cada vez que leo, esperar que el autor use lo que tiene de la mejor forma posible. Y, en este caso, sentí que no aprovechó bien la idea. 

No se puede negar que la idea de libro no es original. Ya se ha escrito antes sobre sueños de vidas pasadas, idas y venidas en el tiempo, recuerdos de otra vida, etc. Sin embargo, aunque no es una idea nueva, sí tenía un comienzo interesante. Una chica del tiempo actual que sueña con personas que no conoce de un año en el que ella no existía. Abril, en el presente, sueña con Marina y Victor, dos jóvenes en la Barcelona de 1914. Y uno se va preguntando, a medida que lee, cómo estarán todos relacionados y cómo se conectarán pasado y presente. 

Voy a destacar, primero, las cosas que sí me gustaron del libro y, finalmente, lo que no me convenció tanto. Me gustó la narración, no tiene nada extraordinario, pero diría es una escritura bastante “suave”, tanto en las palabras que usa como en la forma que va creando pequeñas reflexiones o frases. Como ya había leído antes un libro de Laia no pude evitar comparar y sentí que en este libro se nota que la autora todavía no pulía bien su estilo. Porque no es una mala narración, pero no tiene esa magia y ternura que me transmitió con Nosotros después de las doce. En este libro le faltó un poco más de emoción, no me transmitió muchas cosas realmente.


Por otro lado, me gustó la manera en que describe a los personajes, los lugares y la Barcelona de antes. Eso sí, llegó un punto en que ya no me interesaban las descripciones, no eran densas, pero no me aportaban nada. Respecto a la historia en sí, me gustó que hiciera uso de las cartas, algo que me encanta encontrar en los libros. No abusa de eso, y quizá podría haberlo explotado más, pero es interesante. 

Pasando a las cosas del libro que no me convencieron, diría que son varias. Repito que entiendo que es el primer libro de la autora y por eso se le pueden “perdonar” algunas cuestiones que para mí son fallas en la creación de la novela; pero aún así no puedo dejar de mencionarlas. Como dije antes la narración, aunque me gustó, la sentí bastante lineal y pobre en cuanto a lo que transmite; me faltó más pasión, más intensidad, más sentimiento. Respecto a los personajes, sentí que no desarrolló del todo bien a ninguno. Abril aparece poco y nada, y diría que fue la que más me gustó, pero no llegué a conocerla del todo y me faltó mucho más de ella. Luego, Marina y Victor, la verdad es que ambos me dejaron totalmente indiferente. Son personajes muy sosos, no tienen nada interesante y menos interesante me pareció la historia entre ellos. Después, de los personajes secundarios no hay ninguno que me parezca destacable, siguen la misma línea sosa que el resto, lamentablemente.

En lo que respecta al libro en su totalidad y la historia que cuenta la autora, la verdad es que no me terminó de gustar. No es un libro malo, pero lo sentí demasiado flojo, un poco aburrido por momentos y bastante pobre en todos los sentidos. 

La historia del presente sentí que queda muy desdibujada, me faltó mucho más protagonismo de Abril, más desarrollo del presente; apenas hay momentos del presente en la trama. Y no entendí que solo nos la mencionara en capítulos extra cortos para decir que se dormía para seguir soñando; la verdad es que para eso la hubiera quitado y se centraba mejor en el pasado sin meter los sueños y tal vez era mejor.


Luego la historia del pasado, que ocupa casi la totalidad del libro, es bastante aburrida y sin sabor. No me transmitió nada. El personaje de Marina es bastante sufrido por momentos y la verdad es que agota un poco leer sus pensamientos. Victor es un chico que no me generó nada, no le vi ningún tipo de desarrollo a su personalidad ni a su personaje en general. Y lo que va pasando en el pasado la verdad es que termina siendo aburrido y algunas cosas resultan un poco exageradas o sin sentido.

La historia de amor, que se supone es el eje de la novela, nunca me la creí. Pero no es que exista y yo no haya conectado con ella, sino que, para mí, no hay una historia de amor en este libro. Me atrevo a decir que hay un insta love muy pobre y que no transmite nada, no entendí la relación repentina entre Victor y Marina. Entre ellos no pasa nada, no hay momentos donde se desarrolle la relación entre ambos, por lo que resulta difícil creer ese amor que aparece de repente.

La verdad es que leí el libro en menos de una semana, aunque no me aburrió, me resultó bastante ligero de leer, pero no había algo que me tuviera enganchada a las páginas en todo momento. Creo que me motivó más a terminarlo el simple hecho de querer terminarlo que el interés por lo que leía. El final lo sentí apresurado y me faltó más desarrollo. La verdad es que nunca entendí que metiera los personajes del presente si nunca les dio ningún peso en la historia.

Luego de mi experiencia con este libro me alegro de que no haya sido el primero que leí de la autora porque, de haberlo hecho, quizá no seguía con sus otras historias. Pero como amé Nosotros después de las doce, tengo fe en ella y quiero seguir leyéndola. Voy a ver si me vuelve a sorprender. Quiero creer que como este fue su primer libro le faltó mucho que tomar en cuenta para crear una buena historia, y por eso no la condeno a la lista de autoras que no me interesa volver a leer.

Los días que nos separan resultó ser un libro con una idea interesante y algunos elementos bonitos, pero que, en mi opinión, la autora no supo desarrollar. Personajes y trama, ambos me dejaron con sabor a poco y con cierta decepción. No es una mala historia, por lo que no diría que no la recomiendo, pero no me parece un libro que deje huella. 


Puntaje: 2/5



También te puede interesar

8 comentarios

  1. ¡Hola!
    Hace muchos años, justo cuando se publicó, leí este libro. Y lo cierto es que en su momento me encantó. Ahora que hace tanto tiempo que lo leí creo que coincidio contigo en el tema de presente y pasado. Tal vez haberle dado más importancia al presente y mayor interacción.
    Por lo demás, Laia sigue siendo una autora que quiero seguir leyendo sin duda alguna. Te recomiendo Heima es hogar en islandés, puede que te guste más. ¡Y si no recuerdo mal este año publica!
    Muchas gracias por la reseña. Te mando un abrazo enorme, ¡nos leemos!

    ResponderEliminar
  2. Pues el argumento, desde luego, parece muy interesante, pero qué pena que no haya sabido desarrollar la historia, ni transmitir nada, tal como dices porque desde luego da para mucho.
    No conocía a la autora ni ninguna novela de las que ha escrito. Si solamente hubiera leído el argumento seguro que hubiera leído esta novela, a lo mejor tengo que animarme con otras de ella.
    Muchas gracias por la reseña. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace años y me gustó pero me decepcionó por que había mucho hype

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    Esta novela la leí hace un tiempo y si mal no recuerdo me gustó. Había alguna que otra cosilla pero estaba bien.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Celeste! ^^

    ¿Qué tal todo, guapa? ^^ Espero que te vaya genial :D ¡Ya tenía ganas de leerte! jujujuju :)
    Vale, vamos a ir por partes, así de salida debo decir que tu reseña me ha terminado de convencer para no animarme con la autora con esta novela. Me explico. La tengo desde hace bastante tiempo, pero me daba miedo precisamente lo que comentas: que, estando bien, no acabara de estar bien. No sé cómo será "Nosotros después de las doce", pero me lo llevo apuntado :)
    Y ahora, pasando a tu reseña, que es lo importante... me has dejado muerta con el tema de que el presente no tiene apenas peso. Vamos a ver, entiendo que la trama del pasado sea importante, pero ¿tanto como para que en el presente se diga que la chica sigue durmiendo? Venga ya :( Si a eso le sumamos lo que comentas de que no te creíste el amor... uf. Es difícil vender un amor que, en cierto modo, sale de la nada. Lo entiendo. De verdad que sí. Pero es muy triste cuando una novela no consigue transmitir más que ganas de terminar :( Así que sí, Celeste, entiendo la sensación que nos comentas :S
    Es una pena que no se aprovechen las cartas y que, al final, el tema de las descripciones no aporte. En fin, Celeste, siento que la primera novela de la autora te haya parecido tan decepcionante :( Ojalá el resto de sus novelas consiga enamorarte tanto como la primera que leíste.
    Una reseña genial, guapa :)
    ¡Un besazo muy pero que MUY grande y que pases un maravilloso fin de semana, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! ^^
    Este libro me gustó casi tanto como "Heima es hogar en islandés". Si tuviera que ponerle un "pero", sería el final, y no porque no lo considere perfecto, sino porque termina en el momento más emocionante y te deja con ganas de más. Pero es un libro que disfruté mucho.
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog y comentar!