Celeste Cao. Con la tecnología de Blogger.

Reseña: Los dulces años - Lavyrle Spencer

by - jueves, octubre 05, 2017

Cuando Linnea llega a Alamo no se imagina que aquel irritante hombre que la recibe en la estación se convertirá en su gran amor. Con sólo dieciocho años, la alegre Linnea es la profesora que abrirá un hueco dentro de la comunidad y intentará conquistar un hueco dentro de la familia que la alberga.
Theodore es un granjero de treinta y cuatro años que vive con su madre y su hijo adolescente y se siente sumamente irritado ante la llegada de Linnea, no sólo no respeta las reglas tácitas de la comunidad sino que la tiene viviendo en su casa.
Lentamente en el día a día de una tranquila comunidad rural surgirá entre ellos el amor, Teddy atemorizado ante la diferencia de edad intentará alejar a la joven, pero Linnea sabe muy bien lo que quiere, y no está dispuesta a desaprovechar lo que sabe que es su destino.


Advertencia: reseña de lectora fangirlera hablando de su autora favorita  (con todo lo que eso implica).

Anotaciones al margen...

Ay, ay, ay... Suspiros y más suspiros. Ya no sé cómo empezar las reseñas de los libros de la señora Spencer. Ya no sé qué más decir, ni cómo decirlo para que no parezca que digo siempre lo mismo.  Porque sé que me voy a repetir y decir cosas que ya dije mil veces en mis otras reseñas de sus libros, pero tengo la suerte de confirmar, cada vez que la vuelvo a leer, que siento lo mismo. Y siento las mismas ganas de volver a decirlo y contarlo en el blog.
Una cuando lee libros de su autora (o autor) favorita suele hacerlo, muchas veces, con una mezcla de miedo y de amor. Amor porque es tu favorita y casi sentís como si fuera parte de tu familia: conoces su estilo, sabes cuáles pueden ser sus salidas en la trama, estás familiarizada con su escritura, etc. Pero a la vez está ese pequeño temor a que pueda no gustarte tanto como la última vez. Bueno, eso suele pasar. Pero cuando están tan fanatizada con una escritora, y querés leerle hasta la lista del supermercado, te lanzás casi a ciegas y no importa. Sabés que aunque ames más o menos el libro, algo... algo te va a dejar.
Eso me pasa con Spencer. Quiero leer todo de ella, y está en mis planes hacerlo. De a poco, con pausas, quiero leer todo lo que escribió. Porque la adoro mucho mucho, y simplemente leerla me hace feliz. Muy feliz. Por eso cada vez que comienzo a leer una novela de ella, lo hago ya con una sonrisa en la cara. Porque sé lo que me espera, sé lo que me va a pasar por tener el libro en las manos. Y es una sensación tan bella.
Siempre me gusta contar cómo fue que la descubrí y lo especial que pasó a ser para mí desde ese momento. Y lo volvería  a contar, de otra manera, con otras palabras, pero me van a tirar con un libro en la cabeza si lo hago. Por eso voy a comenzar a hablar del libro...

Reseña...

La primer novela que leí de Spencer y me dejó atada a ella para siempre fue Otoño en el corazón, luego Juegos de azar, luego Dos veces amada. He ido leyendo los que consideran (quienes son fans de ella y ya leyeron todo) que son sus mejores libros, pero dejando lo mejor para lo último. Los dulces años está catalogada como una de sus mejores novelas. Está en el top. Y yo tengo la costumbre de dejar lo mejor para el final, por eso venía postergando su lectura. Hasta que caí en las redes nuevamente.
Se trata de una novela del genero romance histórico, pero no de damiselas en apuros ni duques adinerados. Esta novela tiene, al igual que todas las de Spencer; escenarios, personajes y situaciones bañadas de simpleza y humildad. La protagonista es Linnea, una joven de 18 años, que viaja hacia Alamo para trabajar como maestra en una escuela rural.
Quien la recibe al llegar es Theodore, un granjero que vive con su madre y su hijo adolescente en una pequeña casa de campo. Todo comienza con un malentendido por el cual la relación entre ellos empieza siendo bastante tensa y tirante. Y sigue así, sigue... hasta que empiezan a pasar pequeñas cosas que terminan en algo cada vez más grande.

Spencer siempre sabe cómo atrapar desde la primera página. Te sumerge de lleno en ese paraje rural, tan mágico y de tanta belleza, que al leer parece que puedes sentir el viento en la cara, ver el trigo ondeando en el campo, escuchar los animales y sentir el calor del sol en la piel. Y así como nos adentra en un lugar tan simple como bonito, nos va presentando a una gran variedad de personajes. La mayoría de ellos tienen algún parentesco con Theodore y resulta inevitable tomarles cariño. Son personajes que a través de pequeños actos y detalles se vuelven como parte de tu familia; se sienten muy humanos, muy reales, y por sobre todo muy grandes en su simpleza. 
La madre de Theodore, sus hermanos, su hijo, los demás vecinos de Alamo y los niños que van a la escuela rural; todo ellos aportan algo a la novela y la vuelven más especial. Me encariñé con todos y me costó decirles adiós al terminar de leer.

Linnea es una protagonista que me encantó. Es muy joven, tiene solo 18 años, y por momentos presenta algunas actitudes que demuestran precisamente su edad. A veces es algo caprichosa o infantil, pero de buena manera. Con ésto me refiero a que eso mismo hace que resulte encantadora y hasta cómica, y no molesta o insoportable. La terminé adorando mucho, además me encantó su postura decisiva, su fortaleza en muchos momentos y su manera de ir al frente. Otra cosa que destaco de ella es lo transparente que la hizo la autora, haciendo que sus sentimientos pasen las páginas y no queden en duda en ningún momento. Es una chica que no finge ni esconde nada, no pretende ser algo que no es y de esa manera te encandila mientras lees.
Theodore, mejor conocido como Teddy, es un hombre bien Spencer: te enamora o te enamora. Al menos a mí hasta el momento me han enamorado todos sus protagonista masculinos y Teddy no fue la excepción ♥ Él tiene 34 años, varios más que Linnea, y así como a ella la perfila bien para su edad; con Teddy no nos hace dudar de lo que ha vivido y la historia que lleva por detrás. Si bien Teddy es en gran parte del libro bastante terco, tosco y duro de roer, lo cierto es que cuando se abre a los demás y se muestra como es, especialmente con Linnea, es... la cosa más lindas y bella que hay. Me tuvo suspirando y me enamoró como a una colegiala que suspira por un chico más grande.
Además que sea granjero y trabaje en el campo, con todo lo que eso implica, es algo que no pasa desapercibido para una romántica.


"A la mañana siguiente, cuando despertó, Linnea tenía aún el beso fresco en la mente. Se tocó los labios, como si aún quedara en ellos la huella. Estiró los brazos sobre la cabeza, cerró los ojos y vio la cara de él como cuando le guiñara la noche anterior, sonrojada, alegre, con el mechón de cabellos cayéndole sobre la frente."

La novela es bastante larga, tiene alrededor de 600 páginas, pero me resultó tan adictiva y emocionante, que la leí en mucho menos tiempo del que hubiera tardado para un libro de ese tamaño. En la trama no puedo decir que haya de manera pareja grandes altibajos, ni que sucedan cosas que te hagan abrir los ojos o caerte al piso, pero aun así la historia tuvo tal poder sobre mí que cuando no estaba leyendo pensaba en las ganas que tenía de seguirla y saber que iba a pasar a continuación.
Es una historia sencilla pero la magia que tiene está en la suma de pequeñas cosas que se van dando una tras otra, y no hacen más que enganchar totalmente.
Podría decir que en la primera mitad del libro no pasa nada trascendental, y mucho menos lo que se supone que debe pasar en una novela romántica. Pero decir eso sería un error enorme, porque en esta novela pasan muchas cosas y aunque la "acción" y el romance tiene su mayor peso en la segunda mitad, todo eso no sería nada sin la suma de detalles que surgen desde la primera pagina.
Spencer es una maestra en la narración de los detalles y las cosas simples. Hace magia contándote cosas cotidianas de la manera más extraordinaria, hace magia presentándote una trama cargada de simpleza y personajes humanos; con defectos, con problemas, con tropiezos y conflictos, de manera que a tus ojos parezcan oro que brilla. Soy una fanática de los detalles: de las cosas pequeñas que miradas atentamente resultan grandiosas y esta novela es un cúmulo de eso.


"Era uno de esos momentos de claridad meridiana, un hueco al margen de su vida que se grabaría para siempre en su memoria en toda su grandeza y realismo, como el momento real en que sucedían."

Spencer tiene una cualidad, gran cualidad, para mí: sus romances se cuecen a fuego lento, muy pero muy lento. Te hace rogar, te hace desear, te hace esperar ese roce, esa mirada, ese... Te hace esperar tanto para cada cosa, que cuando llega por más pequeño que sea, se siente como fuegos artificiales. Y lo mejor de todo es que esa espera es maravillosa y vale mucho la pena. El romance entre Linnea y Teddy surge de una manera tan suave, tan delicada, tan sutil pero fuerte; que me dejó totalmente embobada y enamorada. No me molestó jamás ni me pareció descabellada, la diferencia de edad entre los protagonistas, sino que hizo aun más adictiva la novela.

A su vez la historia tiene unos cuantos momentos bastante duros que me hicieron derramas varias lágrimas y me tuvieron el corazón estrujado. Es una novela de la vida, con sus cosas lindas y feas, y con una capacidad de hacerte sentir cada oración y suceso con todo el cuerpo y el corazón. No me canso de repetir que para mí esta escritora tiene un don para manejar las palabras y describir los sentimientos de manera única, como si hiciera arte. Su escritura me resulta no solo adictiva, sino de suma belleza y encanto. El libro está bastante plagado de descripciones, pero son tan delicadas y sensoriales, que no resultan pesadas ni excesivas. Está plagado de vida, de amor, de amistad, de lazos duros como el acero, de frío y calor, de deseo y pasión, de enormes pequeños detalles...

Los dulces años es una novela que voy a guardar en el corazón, en ese espacio que ya tengo reservado para mi querida Spencer y todas sus obras. Es un libro que ahora, luego de haberlo leído, miraré con cariño para siempre. Porque sus páginas me hicieron conocer una historia preciosa, emotiva, dulce, romántica y llena de vida; que no voy a olvidar. Sus páginas me hicieron sentir, me hicieron feliz. Y sobre todo me hicieron cerrar el libro con esa sonrisa que te queda cuando sabes que leíste algo demasiado perfecto.

Puntaje: 5/5


También puede interesarte

12 comentarios

  1. Hola Celes!
    Soy la primera en comentar :O
    Me encanta cómo te goloseas con la abuela. Me encanta todo lo que contaste sobre ella, tu amor por sus libros, sobre éste libro y los personajes y tu adoración por el estilo de doña Spencer.
    Me encanta que el libro que es considerado de los mejores suyos te generara tanto y no te decepcionara en ningún momento. Y me gusta que sea mi introducción en sus obras, aunque no era el que planeaba leer primero no me arrepiento porque estoy disfrutando mucho de la lectura, de la historia, los personajes y el escenario. A mí tampoco me jode ni me jodió en ningún momento la diferencia de edad, me parece una boludez quejarse o preocuparse por eso si los dos son adultos y ninguno actúa en contra de su voluntad. Y debo decir que sí que me gustan sus descripciones y los detalles, más teniendo una protagonista como Linnea que no es de ahí y lejos de aburrirse adora y admira todo lo que la rodea, con curiosidad e inocencia.
    Tengo que seguir leyendo a ver cómo avanza ya que estoy metida en la segunda mitad de la novela :S

    Que andes bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola hola!
    Hacía tiempo que no podía pasarme por aquí, casi desde que nos descubrimos mutuamente jaja, pues me han surgido unos asuntillos personales a los que tuve que dedicar tiempo, pero ya estoy de vuelta para ponerme al día con los blogs.
    Como lectora fangirl, te doy todo el derecho del mundo a que me mates, porque no conocía a esta autora, así que mucho menos el libro que reseñas :$ (lo siento, lo siento, lo siento). Pero bueno, lo positivo es que me ha entrado curiosidad por conocerla, pues parece tener todo lo que un lector busca cuando coge una novela entre sus manos, sobre todo cuando se adentra en el género del romance, que parece fácil, pero no lo es tanto, ya que es muy fácil caer en los tópicos. Creo que esta, por el momento, parece no tenerlos, básicamente porque la historia va surgiendo muy a fuego lento, como tú comentas, y aunque la primera impresión entre los protagonistas no es la mejor, no parece ser la típica de que se odien a muerte, aunque esconden una fuerte atracción desde el segundo uno. He de decir que me recordó a una de esas pelis de media tarde que veo de vez en cuando en Divinity, y me encantan, así que este libro tiene toda la pinta de causarme una muy grata impresión.
    Lo que más me agrada, como te digo, es la historia de amor que va in crescendo, odio las que surgen de la nada, sin ton ni son. Y eso se debe, como destacas, a esa forma tan ideal que tiene la autora de hablar sobre emociones y sentimientos, que no es nada sencillo. Como estoy escribiendo una novelita en la que entra el tema amoroso, más me vale hacerme ya con esta novela, para ver cómo va avanzando la cosa entre los protagonistas de manera tan sutil. Ay, no sé, es que tu reseña me ha enganchado sin más, y con la falta de amor que tengo últimamente... al menos me quedarán los libros jajaja.
    Espero poder verte por UnMundoDeVerdad, yo intentaré venir por aquí más a menudo.
    Un besote, ¡nos leemos pronto!

    ResponderEliminar
  3. Hola, despues de que pasaste por mi blog decidi devolver la visita. Y me alegro mucho de haberlo hecho.
    Debo admitir (y espero que no me mates) que no conocia a la autora, y tampoco su libro. Pero su sinopsis me llamo mucho la atencion, y tu reseña me ha encantado. Y nunca viene mal leer un libro de romance que este bien narrado y donde las cosas se den de una manera un poco mas "realista".
    Me alegro que te haya gustado tanto el libro.
    Tienes a una nueva seguidora fiel.
    Besitos
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  4. ¡Me encanta esta autora! Lo triste es que conseguir sus libros no es muy fácil, pero merecen muchísimo la pena.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola, Celeste! ^^

    ¡Por fin me paso por aquí! :D Mira que llevo días pensándolo, pero es que con todo el tema de la universidad no doy a basto. Y, hablando de eso, mira que es difícil sacar tiempo para leer tranquilamente. Ais. Pero bueno, ya paro con mis quejas.
    ¡Una reseña fangirl! Son las mejores ^^ Me encanta el reto que te planteas. Vale, más que reto, lo que quieres hacer jajajaja Me ha gustado mucho lo que comentas de dejarte las mejores novelas para el final :) Una idea muy sensata, sí señora ^^ Es lo típico de "la comida no me gusta, pero es que el postre es la hostia" jajajajaja
    Pasando a la reseña... ais, si es que ya la portada del libro me había parecido bonita a rabiar ^^ Creo que es importante decir que no he leído nada de la autora. Lo sé, lo sé, ¡menudo fallo! Pero es que, si me paro a pensarlo, tampoco me sonaba. Eso o tengo muy mala memoria - que es lo más probable -. Vale, ahora sí que sí, vamos al lío.
    Debo decir que el prejuicio me ha dado un bofetón y no he podido evitar pensar en que se llevan dieciséis años. Una locura, pero si dices que está todo bien contado... yo te creo. Sí, sí, si lo dices es que es verdad. Y punto. Así que le doy un patadón al prejuicio. Tendría que darme vergüenza, lo sé. Vale, más cositas. El mundo rural... ay, no me odies, pero yo soy una chica de ciudad. Que sí, que el campo me parece preciosísimo, pero no podría vivir allí indefinidamente. Lo siento jajajajaja
    Me ha parecido muy tierno lo que comentas de que se les coge cariño a todos y cada uno de los personajes ^^ Tengo mucha curiosidad por la familia al completo del chico, Teddy creo recordar que habías dicho (escrito). De hecho, la protagonista también me tiene intrigada. Es normal que con sólo 18 años a veces su forma de ser choque con la de él. La experiencia es un grado, a fin de cuentas.
    Se nota que realmente has disfrutado el libro, Celeste, y eso es maravilloso ^^ Lo que dices de que el amor se cuece a fuego lento... ais :') No hay nada más bonito que una relación bien explicada. Que los instalove ya cansan, leche xD
    Lo dicho, una reseña genial ^^ Me llevo apuntado el libro ;D
    ¡Un besazo muy pero que muy grande y feliz martes, guapísima! ^^

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Me encantó tu reseña y se nota cuánto disfrutaste del libro...Yo también soy amante de los pequeños detalles y de los romances que van de poco a poco, por lo que estoy más que animada a leer este libro. Muchas gracias por la reseña, un besote!

    ResponderEliminar
  7. Es un libro de 10!!!
    Un libro q todo el mundo debería leer!
    Un libro, una historia q tengo entre mis joyitas literarias!!!!!

    besitoss

    ResponderEliminar
  8. Hola Celes!!
    Creo que te comenté en alguna reseña que de esta autora solamente he leído dos novelas, pero las dos me gustaron mucho. Ando en busca de sus libros, pero son difíciles de encontrar incluso en las tiendas de segunda mano, así que por eso no he leído todas sus obras. Los dulces años es una de mis eternas pendientes, sobre todo por eso que has dicho de que según dicen es una de sus mejores novelas, y no te puedes ni imaginar el tiempo que llevo buscándola, así que tendré que seguir haciéndolo aunque con tu reseña me has dado muchas más ganas y envidia ;D
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola, Celes! Tenía pendiente esta reseña desde hace varios días y ya era imperdonable que no me hubiera pasado por aquí :D Siendo un libro de tu autora favorita, me imagino lo entusiasta que será esta reseña...
    Tus "anotaciones al margen" son geniales jajaj Me siento total y absolutamente identificada con lo que dices sobre lo que nos pasa cuando tenemos un autor o autora favoritos ^^ Ya sabes cuál es el mío y siento lo mismo cuando empiezo un nuevo libro suyo, pues pienso: "¿me gustará? ¿será peor que el anterior? ¡¡¡Por favor, espero no decepcionarme!!!"
    Respecto a la reseña de "Los dulces años": Por lo que cuentas de la novela, su inicio me recuerda un poco a la película "El amor llega suavemente". A ver, no es exactamente igual, pero esa historia me gustó mucho y eso hace que ahora este libro que reseñas empiece a atraerme más.
    Eso de que los personajes sean grandes por su simpleza o sencillez me parece bonito, es decir, veo genial que aparentemente no tenga nada extraordinario, pero aún así logren enamorar.
    La diferencia de edad entre los protas para mí no es un problema, no es exagerada y si ella no es una malcriada ni excesivamente aniñada pueden complementarse bien. Bueno, tú misma dices que ella se hace querer y resulta simpática.
    Las páginas tampoco me asustan y más si no se hacen pesadas. Teniendo en cuenta que casi me he leído la saga de Cazadores de Sombras de un tirón (llevo ya más de 2000 páginas seguidas con esta historia), creo que durante un tiempo ya no me asustaré con lo de que los libros sean largos jajaj
    Ohh.. romance a fuego lento... ^^ Sabes que yo adoro eso, los insta-love no me gustan y menos cuando no hay química.
    Como sabes, ya estoy buscando los libros de Spencer, la cuestión es conseguirlos. En BookDepository he comprobado que hay dos en español, pero son un poco caros. En inglés sí que hay algunos super baratos, pero no quiero que lo primero que lea de ella sea en ese idioma.
    ¡Saludos y espero que esta autora te siga sorprendiendo en el futuro! ;-)

    ResponderEliminar
  10. hola! llegamos de visita y nos encontramos con esta espectacular reseña de una autora que ya debemos conocer, nos gusta todo tu disfrute y esperamos tenerlo igual, te compartimos! saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  11. Hola Celes!!
    Bueno, AL FIN estoy acá ¿viste? tardé, pero llegué.
    A ver, primero:
    La narración. Santo cielo, esa forma de narrar. Esta mujer no puede escribir paisajes tan bellos y situaciones tan icónicas, hace de simples acciones momentos épicos. Esperaba otro estilo de narración, vaya una a saber porqué, pero amé su pluma. En verdad, la adoré, necesitamos seguir conociendola!
    Segundo,
    Obvio que Teddy me enamoró por completo, no puede ser más divino. Y de ella... sin dudas me encantó que no fuera careta o algo similar jajaja al ver que era tan joven enseguida pensé que me iba a caer muy mal pero maneja las situaciones a las que se enfrenta de una forma tan determinante pero sin necesidad de ser tosca y a la vez, de cierta forma, es fresca incluso en el ambiente de Alamo. Me cayó muy bien.
    Y por último, como te comenté antes, no esperaba para nada de nada los golpes bajos!
    No estoy acostumbrada a leerlos en las románticas, tampoco soy muy del género, pero... me tomó por sorpresa y creo que eso agravó todo. Pero aún así, de cierta forma perversa, me gustó el enfoque que le dio y cómo los cercanos se enfrentan a ese momento tan triste. Sin dudas, empaticé al punto de tener las lagrimas ahí -quizás sí lloré un poquitito, mínimo-.
    Besos!!!
    (pd. si hay alguna falta/dedazo por ahí, lo lamento, estoy escribiendo rápido en modo fangril)

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, lectora fangirlera ^^
    JOlines que ganas de volver a leer este libro, me gusto muuuucho, pero muuucho eh?jejeje, tanto me gustó que me daba miedo leer algo más de la autora no fuera a ser que no me gustara tanto y se me cayera una autora del pedestal.
    Quería leer pronto Maravilla (espero hacerlo este año, jeje) ya te contaré qué tal ;)

    Besinos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por visitar el blog y comentar!